Fotografía digital en blanco y negro

Reseña y entrevista a Gabriel Brau Gelabert


Gracias a Javier de Juan de FotoRuta por el ejemplar.


¡ Hola de nuevo !

Hoy os traigo uno de esos libros que enamoran con una entrevista a su autor. Se trata de “Fotografía digital en blanco y negro”. Consigue realizar 50 imágenes espectaculares, del señor Gabriel Brau Gelabert.
He de admitir que no conocía la obra de este fotógrafo hasta que Javier de Juan de FotoRuta,  al cual le estoy muy agradecida, lo puso en mi camino ¡vaya un hallazgo!.
Un grande de la fotografía con más de 40 años de experiencia en el sector , nos presenta un libro que hace las delicias de los que nos apasiona la imagen en blanco y negro. 
Este libro contiene dos partes muy diferenciales. Una primera muy didáctica y entretenida donde cuenta el tratamiento que usa de principio a fin para sus imágenes , y otra segunda que parece una exposición perfecta, en la que repasa su trabajo resumido en  50 fotografías monocromáticas. Cada imagen viene con una descripción, un lenguaje visual y la técnica utilizada para hacernos comprender, aún más si cabe , la fotografía  impactante que acompaña.
En la entrevista conoceréis más al autor y su libro, por lo que vamos a ello.


Fotógrafo autodidacta con más de 40 años de experiencia en el mundo de la imagen, ¿cómo fueron sus comienzos?

Empecé muy jovencito, tenía apenas 16 años y me picó la curiosidad por la fotografía en un viaje de fin de curso, donde un compañero de clase tenía una cámara y no paraba de tomar fotos. Compré una cámara y empecé como un aficionado más. Poco a poco las ganas y la ilusión fueron creciendo, no quería parar de aprender, compraba libros, leía revistas, me asocié a una entidad y así empecé a crecer, siempre de forma autodidacta. En el año 1989 decidí convertirme en profesional y hasta hoy.

¿Cuándo o qué proyecto fue el que marcó un antes y un después entre el Gabriel aficionado y el profesional?

El tema profesional vino más por una vocación que debido a un proyecto. Yo hubiera querido ser fotógrafo desde que acabé mis estudios de bachillerato, pero por causas familiares no pudo ser y decidí estudiar química y acabar la carrera. Pero la fotografía seguía siendo mi vocación. Recuerdo una época de mi vida, como aficionado, en la que casi dedicaba más horas a la fotografía que a la química. Trabajaba de 7 á 15 h. en un laboratorio de Barcelona, y al terminar muchos días salía a tomar fotos por la calle. Al regresar a casa me metía en el laboratorio a revelar y positivar lo que había hecho. De todas formas si hubo un trabajo que cambió todo: Luces de África.

¿Cuál es el equipo indispensable que usa para llevar a cabo su trabajo?

La verdad es que soy muy poco marquista en este aspecto. Desde hace muchísimos años trabajo con cámara Nikon, me da mucha confianza, y utilizo objetivos zoom que cubran toda la distancia focal, la mayor posible. Actualmente un 14-24, 20-35, 24-70 y 70-200. Todos con apertura 2.8. Para mis viajes me gustan los objetivos angulares que me permiten acercarme a la gente y describir la escena de una forma más abierta. En paisaje suelo utilizar trípode, y algún filtro en contadas ocasiones.

En su nuevo libro “Fotografía digital en blanco y negro” vemos dos partes diferenciales. Una primera totalmente didáctica y una segunda donde vemos sus imágenes casi como si de una exposición se tratase. ¿Cómo surgió la idea de darle vida a este nuevo proyecto?

Mi primer libro “Luces de África” fue una novedad en el mundo editorial, ya que en una primera parte se presentaba un proyecto de autor, con unas cien fotografías en blanco y negro, y en una segunda parte se escribía el making off de ellas a través de un trabajo que se llamaba “El tratamiento en blanco y negro del archivo digital”. Cuando J de J Editores me propuso hacer un nuevo libro sobre blanco y negro, pensé en una propuesta similar, adaptando la parte didáctica a las nuevas técnicas de fotografía digital en blanco y negro y además ampliando la parte de las fotografías con una mayor documentación sobre cada una de ellas. A su director Javier de Juan le pareció buena idea y así empezamos a trabajar, y debo decir que me dejó total libertad en cuanto a los textos y a la selección de imágenes.

No hay duda que sus procesados son impresionantes , solo hay que ver los resultados. ¿Cuáles son los tres puntos indispensables a tener en cuenta a la hora de una buena edición?

Siempre me he basado en los conceptos clásicos de la fotografía:

a. De un buen original siempre obtendremos una buena copia. Así es que lo primero y más importante es obtener una buena captura digital de la escena. Hay que exponer en RAW que es el formato digital y acorde con sus técnicas.

b. El procesado es también muy importante. Ajustar los parámetros para obtener una imagen revelada, natural, y no exagerar ni el contraste ni la gama tonal. No debemos tocar todos los reguladores del programa, solo los necesarios, y cada fotografía requiere los suyos.

c. Finalmente puede que en algunos casos necesitemos de Photoshop o de algún programa de tratamiento, pero debemos trabajar con la misma sensibilidad y sutileza que en los casos anteriores. Muchas fotografías resultan exageradas, y creo que nunca hay que hacer ostentación del trabajo digital.

¿Qué diferencias notables encuentra entre la fotografía analógica de cuando empezó y la fotografía digital que se hace ahora?

La fotografía se ha globalizado. Actualmente todo el mundo tiene una cámara fotográfica, aunque sea a través de un teléfono móvil, pero eso no les convierte en fotógrafos. Creo que ahora simplemente existe la fotografía como huella del recuerdo, además de que se trata de recuerdos efímeros e intrascendentales. Millones de fotografías en Instagram, que nunca perdurarán.

Yo entiendo la fotografía de otra forma. Para mi se trata de una forma de expresión humana, de un lenguaje universal a través de la imagen, pero como todo, necesita de un aprendizaje y de unas herramientas que no todo el mundo es capaz de manejar.

La segunda parte del libro es una exposición perfecta de una recopilación de viajes de su trabajo en 50 fotografías, con un tratamiento impecable donde podemos ver de cada una, su descripción , un lenguaje visual y su técnica en modo consejo, ¿cómo fue la elección de las fotografías que pertenecerían al libro?

En un principio hice una selección por temas de unas 100 fotografías. Trabajamos sobre esta selección dos personas de la editorial y yo mismo, hasta encontrar las 50 definitivas. Tuvimos en cuenta muchos y variados criterios, variedad de temas, dificultad en la toma, diferentes tipos de edición, impacto visual, etc…

¿Cómo organiza o prepara un viaje fotográfico?

Las ideas surgen en función de muchas variables, necesidad de un proyecto, reportaje fotográfico, etc. Lo más importante es tener una buena información y documentación del lugar elegido. Posibilidades de acceso y movilidad, necesidad de acompañantes, posibles imprevistos, peligros, etc. Hay que trazar un plan viable, planificar el viaje a tiempo real, no querer abarcar mucho y con poca profundidad. En ese plan de viaje, que yo siempre preparo y escribo lo primero, debe quedar reflejado todo:

a. A donde quiero ir y porqué.

b. Cómo voy a ir y cómo me voy a mover.

c. Qué quiero fotografiar y porqué.

d. Qué material necesito para fotografiar lo que he dicho en la pregunta anterior.

e. Logística del viaje. Rutas, desplazamiento, alojamientos y comidas.

f.  Logística fotográfica. Por ejemplo donde voy a almacenar los archivos diarios, o que tipo de conexiones habrá en ese lugar para cargar baterías, etc.

De todos los viajes que ha realizado, ¿Con cuál se queda? ¿Cuál fue el más especial?

He intentado disfrutar y aprender en cada viaje, pero sin duda el segundo viaje a la República de Malí (África) en el año 2006, cambió la forma en que yo entendía el mundo, la vida y los seres humanos. 

¿ Qué inspira a Gabriel Brau? ¿Cuáles son sus referentes?

Me encanta acercarme al ser humano. Qué hace, cómo vive, cómo piensa, cuándo ríe, porqué llora, cómo trabaja, porqué reza, … Qué es para el la vida.

Esa es mi principal motivación y por eso me encanta tomar fotografías, porque me encanta la vida y con ella los seres humanos.

Cuando le encargan un proyecto , ¿qué combinación debe tener esa oferta para aceptarlo?

Trabajo mucho en autoproyectos, que yo mismo preparo, construyo y después comercializo de alguna forma. Los proyectos de encargo deben tener una justa compensación económica y permitirme una libertad de expresión y creación acorde con mi manera de fotografiar.

¿Qué consejo le daría a todas esas personas que se inician en el mundo de la fotografía?

Que no pierdan la ilusión, ni la fe en ellos mismos, que trabajen mucho, que se formen, y que no dejen de aprender nunca.

En fotografía no llegas nunca, siempre hay un nuevo peldaño por subir.

¿Cuál será el siguiente proyecto en el que podremos seguirle la pista ?

Sigo con algunos temas de fotografía documental, relacionados con el ser humano.

También con temas relacionados con la formación, que es otro de mis trabajos, cursos, charlas, conferencias, etc…

Como siempre , os dejo en los banner de la página el enlace directo a la compra del libro.
¡Puede ser tuyo en un par de clics!

Para terminar, primero darle las gracias a Javier de Juan de FotoRuta por lo amable que ha sido conmigo desde el principio y enseñarme a un fotógrafo que no conocía y al que ahora me declaro fan incondicional.
Por otro lado darle millones de gracias a Gabriel por prestarse a la entrevista , por lo atento y generoso al regalarme su tiempo para mi blog. Gracias por un gran libro que es inspiración.
Y finalmente gracias a ti, al que lee estas líneas.

Os espero en Twitter e Instagram.

Marta.

Call Now ButtonLLAMAR