fotografía gastronómica

El festín de la fotografía y el estilismo gastronómico. Reseña y entrevista a Raquel Carmona


Gracias a la editorial Anaya PhotoClub por el ejemplar.


Bueno, bueno, bueno , lo que os traigo. Nada más y nada menos que el libro “Foodie” de Raquel Carmona de la editorial Anaya PhotoClub. Un libro que os darán ganas de devorarlo y poner en práctica tanto las recetas como las fotografías de todo lo que hagáis en la cocina. Tenía mis dudas al principio con este libro, pero oye, ¡me ha encantado!. Raquel te habla como si estuvieses sentada con ella en su estudio tomando un café y eso se agradece. Es muy cercana y el libro muy ameno y entretenido. Os hablo de 268 páginas en las que te explica absolutamente todo lo que le lleva a crear extraordinarias fotografías con su estilo propio y muy cuidado. Y es que no se guarda nada para ella. Su método de trabajo es muy particular y personal y gracias a su blog “Los tragaldabas” consiguió establecerse como fotógrafa culinaria y llegar a crear imágenes que parecen tener vida (y de ahí que te den ganas de comerte absolutamente todo lo que fotografía). Os aviso, leer este libro da hambre y ganas de ponerse a crear estilismos culinarios para  fotografiar, je je.
En el libro encontrarás: Conceptos básicos de la fotografía empezando desde cero ¿Qué equipo necesito? Comenzando desde cero Food Styling o estilismo culinario La iluminación en la fotografía Contando una historia Instagram, la red foodie por excelencia Cómo vender tu producto con bonitas imágenes Entre bambalinas, “behind the scenes” Trucos, consejos y errores que no debes cometer Photoshop Preguntas y respuestas
Un libro didáctico y práctico que te animará a crear imágenes culinarias como nunca antes imaginaste que harías. A continuación os dejo la entrevista a Raquel, donde podréis saber quién hay detrás de este fabuloso libro y conocer mejor Foodie de la mano de su autora.


¿Cómo es que una maestra de educación infantil termina dejándolo todo por dedicarse a una de sus pasiones como es ser fotógrafa gastronómica? 

Desde pequeña tenía muy claro que quería ser maestra, la educación infantil me atraía creo que era pura vocación. Así lo hice, estuve ejerciendo durante algunos años y por circunstancias de la vida tuve que hacer mil cosas diferentes para poder conseguir tener una estabilidad económica. En realidad ninguna me llegó a atraer tanto como lo que había estudiado, pero no había más remedio que buscarse la vida, y encontrar trabajo como maestra era muy difícil sin haber opositado. Sin planearlo, creo que estaba escrito en algún lugar, la fotografía entró en mi vida gracias a mi blog Los Tragaldabas. A él se lo debo todo, lo que comenzó siendo un mero entretenimiento que se convirtió en lo que hoy es mi vida.

¿Cómo entró la fotografía profesional en tu cocina?¿En qué momento te das cuenta de que tienes una vocación fotográfica?

Como te he comentado antes, cuando creé Los Tragaldabas la fotografía era parte de este para mostrar los platos que realizaba. Mi técnica era cero cuando empecé, pero al cabo de un tiempo me di cuenta que un plato si no entra por los ojos no hace que el espectador quiera elaborarlo, así que decidí ponerme a ello y pedir ayuda a mi marido que él si que sabía de fotografía y además contaba ya con un buen equipo. Así es como empiezo, me empeño en mostrar la belleza de ese plato e intentar que el que lo vea sienta unas ganas irrefrenables de hincarle el diente a esa receta. Creo que es complicado con una imagen hacer esto pero sabía que tenía que intentarlo, y que esos platos se merecían más de lo que había hecho hasta ese momento.

 ¿Cómo nace el blog Los tragaldabas?

Todo empieza porque mi suegra me regala un procesador de alimentos y me pongo a buscar recetas para hacer en él. Hasta ese momento yo no había navegado por blogs en busca de recetas, ni siquiera casi sabía nada acerca de este mundo y me encontré con un maravilloso universo donde estaba casi todo lo que quería saber. Decidí que yo tambien quería compartir mis recetas, mis experiencias, sin más pretensiones que la de estar ahí y servir de ayuda a otros que empezaran en este mundo de la cocina, así nació Los Tragaldabas. Un blog de recetas caseras, tradicionales y sobre todo recetas que hacía para mi familia muy fáciles de hacer y probadas en casa bajo la supervisión de los míos, jueces muy estrictos por cierto jajaja.

 ¿De dónde viene el nombre de Los tragaldabas?

Tragaldabas es una palabra antigua que por desgracia está en desuso, significa tragón, glotón, comilón. Es una palabra que en mi casa se ha usado desde siempre, mi yaya siempre nos lo decía así que no lo dudé. Además de hacerle un pequeño homenaje a ella intenté que esta palabra no se perdiera. Lo tradicional es la base de todo y no podemos olvidarnos de ello. Creo que en esto hago todo lo que puedo tanto en recetas, como en costumbres que no quiero que se pierdan sin más.

¿Qué ha significado el blog y las redes sociales para tu profesión?

TODO, tengo que decirlo alto y claro. Sin el blog y las RRSS seguramente no estaría aquí. Al menos es lo que me ha ayudado a mostrar mi trabajo, solo puedo estar agradecida a ellos. Mejor carta de presentación imposible. Las RRSS no son fáciles, pero yo creo que el secreto está en ser tú mismo, seguir tu línea, no crear polémica por crearla, la espuma sube rápido pero siempre baja después. Creo que crear una comunidad de seguidores es algo que tienes que cuidar a diario y saber lo que ellos esperan de tí.

¿Qué momento te marcó o cuál es esa fotografía por la que te das cuenta de que todo empieza a cambiar y que algo a lo que te dedicabas por hobby empieza a convertirse en un trabajo serio ?

Si te digo la verdad no me di cuenta. Yo solo lo hacía por pasión, cada fotografía era un reto personal (lo sigue siendo) sabía que lo que tenía delante era un tesoro y tenía que mostrarlo. Nunca pensé que aquello se podía convertir en un trabajo, porque hasta ahora no lo veía como tal, tan solo disfrutaba y veía fotos en cada esquina, en cada rincón, cada fruta, cada plato. Hasta que un día una empresa se pone en contacto conmigo para decirme que querían que les fotografiara sus productos, ese fue el momento en el que me di cuenta que mis fotos llegaban a la gente. Desde entonces no he parado y por eso doy las gracias. Trabajar en lo que te gusta es un lujo, todo el mundo tendría que tener la posibilidad de hacerlo porque realmente es lo que hace que el resultado sea el deseado.

El libro es muy completo ya que cuentas absolutamente todo lo necesario  para hacer y comprender una buena fotografía gastronómica así como consejos y trucos  importantes a tener en cuenta con un estilo muy cuidado ¿quién te ha enseñado todo lo necesario para conseguir este gran éxito?

Bueno en el libro explico mi método de trabajo, es el mío, personalmente creo que cada uno podemos tener el nuestro. Con mi libro intento dar el empujón para que cada lector lo adapte a su estilo, a sus posibilidades, no a todo el mundo nos funcionan las cosas de igual manera. Todo lo que se lo he aprendido sola a base de mucho trabajo, esfuerzo, horas de práctica, tesón y mucho empeño. La base me la enseño mi marido Javi, que el pobre tuvo que aguantarme hasta que conseguí enterarme de todo, porque no es fácil al principio. Pero la técnica hay que asimilarla bien para luego usarla sin pensar. El resto vino solo tras años de práctica y todo lo que te he comentado anteriormente. Lo que hoy soy se lo debo tambien a todo el mundo que ha estado ahí detrás apoyándome, dándome sus likes, sus opiniones, dejándome sus comentarios ellos me han hecho que cada día quisiera hacer mi trabajo mejor.

Anteriormente ya habías participado junto con otros blogueros en la publicación del libro “La mesa del pecado”, pero ahora , en Foodie, tu primer libro sola,¿cómo surge y qué supone para tí el hecho de escribir este libro?

Sí La Mesa del Pecado fue un proyecto muy bonito en el que participé junto a otros blogueros del que me siento muy orgullosa, fue un libro muy divertido de hacer y que recomiendo porque hay recetas fantásticas. Cuando me proponen escribir mi libro, lo primero que me invade es el miedo. Soy una persona muy perfeccionista y no me gusta hacer nada que realmente no vaya a ayudar o que caiga en un cajón en el olvido. Tenía muy claro que quería hacer algo de utilidad, un libro de cabecera, que la persona que lo compre sienta que su dinero ha estado bien invertido porque le ha servido. Realmente fue difícil, una experiencia muy satisfactoria y un reto personal, porque explicar con palabras algo tan intangible no es fácil. Pero al final creo que lo conseguí, esto lo puedo decir porque el feedback que he tenido ha sido favorable y sobre todo lo que más me repiten es que está explicado de una manera que todo el mundo lo entiende. Justo eso era lo que quería, yo no soy escritora, y lo escribí tal y como a mí me habría gustado leerlo.

¿Qué se cuece detrás de las fotografías del libro?¿Cómo es el proceso de una sesión de fotos desde que surge la idea del plato hasta la imagen final?

Cada fotografía es un mundo, hay imágenes muy pensadas y otras que surgen en un minuto. Soy de planificar poco, a no ser que sea un trabajo muy específico para alguna marca. Las recetas del libro sí que estaban pensadas con anterioridad, pero solo eso, el resto va saliendo. En los ejemplos ilustrados del libro, se lo que tengo que mostrar, pero el cómo lo hago sobre la marcha. Hay veces que he planificado una sesión, cuando monto la escena y miro tras la cámara no me transmite nada, así que prefiero esperar al día de la sesión y montar mi fotografía que muchas veces se me ocurre mientras estoy cocinando o simplemente empiezo y va surgiendo sola. Influyen muchos factores a la hora de crear una imagen, el tiempo del que dispones, la creatividad, la inspiración, hay días que decido no hacer nada porque realmente se que lo que va a salir no me va a llenar y otros días que sin quererlo me sale esa foto que nunca habría imaginado. La portada del libro por ejemplo surgió así, esa imagen era un ejemplo del libro y acabó en portada. Puedo decirte que un día entero estuve haciendo fotos para la portada y ninguna de ellas fue la seleccionada. ¿No gustaron? Sí claro que sí, pero esta de los pimientos al final era la que más no llenaba a todos.

Como equipo indispensable, ¿Cuáles son los materiales y cámaras que utilizas para tus sesiones ?
Tengo la suerte de contar con un gran equipo, no por ello las fotos van a salir mejor ehhh que nadie piense eso, pero sin es verdad que facilitan el trabajo bastante y en ciertas ocasiones sin parte de ese equipo costaría hacer algunas tomas. Cuenta con: Dos cuerpos Canon, una 5DMarkIV y una 5DMark III.  Objetivos tengo el Canon 50L f1.2, Canon 100L f2,8 IS, Canon 35L f1,4, Canon 35L f1,4, Canon 24/70L, Canon 135L f2 Dos trípodes manfrotto y dos columnas Cambo. Mis flashes de estudio Profoto, adoro su luz. Atrezzo, maderas, y cachivaches varios que sin ellos mis fotografías no serían las mismas.

¿Cuántas veces has podido repetir una receta o foto por no salir perfecta tal y como te la imaginabas?

Esa es la parte que no se ve, pero tengo claro que nunca mostraré nada que no me guste o receta que no haya salido bien. Muchas veces me ha pasado, tener que descartar fotos, repetir recetas, esto no es una ciencia exacta y en algún momento algo puede fallar.  Yo creo que la comida depende de como la presentes te puede gustar más o menos, ahí es donde yo invierto más tiempo en pensar como presentar mi plato para que llame más la atención y sí que a veces tengo que cambiar la presentación porque no me llena. No todo es igual a la hora de fotografiarlo y hay comida más agradecida que otra. Lo que más me cuesta fotografiar es lo que se derrite rápido o se desinfla como los soufles. Hay que tenerlo todo muy preparado, para ponerlo en la mesa, disparar y capturarlo tal y como quieres.  En Córdoba hace mucho calor así que con los helados hay veces que es misión imposible.

Me declaro muy fan de esa tarta de chocolate que sale en Foodie (y del resto de recetas) pero ¿por qué tipo de platos te decantas más fan?

Esa tarta me trae muy buenos recuerdos, fue una sesión muy divertida y creo que salió tal y como quería. Me decanto por la cocina tradicional, la de nuestras abuelas, la comida de siempre que es la base de la gastronomía sin ella no habría nada. Por eso intento hacer recetas de siempre, en casa se las enseño a mis hijos porque si no lo hacemos se irán perdiendo y no quiero que eso pase. Siempre me gusta mostrar el trabajo de artesanos, de esas personas que crean con sus manos, de oficios que por desgracia se pierden y que vuelven a ser retomados.  Lo tradicional me atrae de manera soberana y los dulces lo que más, soy muy golosa, demasiado XD.

¿Qué inspira a Raquel Carmona?

Todo, un libro, un paseo por el campo, un museo, una tarde paseando por callejuelas de mi tierra. Todo inspira, solo tienes que mirar con otra perspectiva, siempre digo que desde que me dedico a esto mi mente procesa lo que veo como fotografías posibles a capturar, es increíble pero es así. Las RRSS como Instagram o Pinterest tambien son una fuente de inspiración muy importante. Cada imagen que veo me inspira, mi cabeza va a mil por hora y creo que va seleccionando detalles de lo que veo y que luego adapto a mi estilo.

¿Cuáles son tus referentes tanto en el terreno de la fotografía como en la hora de cocinar o estilismo? ¿Nos recomiendas cuentas a las que seguir para inspirarnos?

Creo que mis referentes están en el mundo de la pintura Zurbarán, Caravaggio, Juan Sanchez Cotán, pintores holandeses y flamencos. Ellos manejaban las luces, los contrastes de manera excepcional y en ellos me inspiro porque quiero transmitir justo lo que siento cuando veo sus obrar de arte. Adoro Instagram creo que allí podemos encontrar maravillosos artistas y muy desconocidos, es como una ventana abierta al mundo, para disfrutar viajando por diferentes lugares sin moverte de tu sillón.

¿Para cuando una segunda parte? ¿Cuáles son los próximos proyectos en los que podremos ver tu trabajo ?

Creo que en este libro lo explico todo, no hay más, al menos en cuanto a mi método de trabajo. Solo hay que depurarlo, trabajarlo y practicar, lo que sí hago es compartir muchas de mis sesiones por Instagram es algo que a mis seguidores les encanta, es mucho más cercano y quiero demostrar que si yo lo hago cualquiera puede hacerlo, no soy de otro mundo soy una persona normal que ama lo que hace como cualquier otra. Proyectos… hay alguno sobre la mesa pero de esto ya os iré contando cuando cobre algo más de forma, creo que gustará.

Como fotógrafa profesional quiero saber tu opinión sobre la industria de la fotografía y la mujer en la actualidad. ¿ Crees que sigue siendo un mundo de hombres?

No para nada, yo creo o al menos lo veo así que en este mundo si tu trabajo gusta seas hombre o mujer tendrás espacio en él. No creo que ninguna empresa por ser mujer va a dejar de contratarte, además en este mundo hay más mujeres que hombres al menos yo conozco más y todos hacen trabajos maravillosos.

¿Qué consejos le darías a cualquiera que quisiera iniciarse en el mundo de la fotografía gastronómica?

Pasión, esfuerzo, constancia y mucha práctica. Conocer el producto a fotografiar, tratarlo como se merece y sobre todo transmitir con la imagen, que no sea algo que pase desapercibido. No es solo un ingrediente lo que tienes delante, son olores, sabores, texturas y eso es lo que hace que la foto cobre vida.

La fotografía gastronómica es puro arte, es maravilloso ver cómo con una imagen se pueden transmitir tantos sentimientos, eso es lo que me motiva cada día. Soy feliz cuando me escriben para decirme que le he recordado el plato que su abuela le hacía, que en su niñez su madre le preparaba esa receta, que un escenario le ha hecho volver al pasado o simplemente que cada foto que ven mía saben perfectamente que soy la autora de ella, eso no tiene precio. Creo que nunca habrá gracias suficientes para agradecer el cariño que me da la gente a través de las redes. Libro: FoodieAutor: Raquel Carmona
Editorial: Anaya PhotoClub
Edición: 2018
I.S.B.N.: 978-84-415-4028-6
Precio en Amazon: 23,70€. Enlace directoVersión Kindle:  14,24€. Enlace directo

No te pierdas este festín de la fotografía y el estilismo gastronómico y pincha en el enlace directo de arriba o en el banner de la página para comprar este fabuloso libro. Os he puesto tanto la versión física como la Kindle ,que me parece un gran acierto para poder tenerlo electrónicamente . Os lo recomiendo con los ojos cerrados. 
Y claro está, no le pierdas la pista a Raquel a través de sus redes sociales , en las que podrás ver su trabajo a diario.
Twitter @lostragaldabas
Instagram raquel_carmona
http://www.lostragaldabas.net

Millones de gracias Raquel por el trabajado que has dejado plasmado en Foodie y la cercanía que ofreces. Gracias también a PhotoClub por seguir apostando por la cultura.

Qué me decís , ¿os apetece probar con este tipo de fotografía?
Os leo por Twitter @Marta_Escane e Instagram @marta_escane

Gracias por leerme.

Marta.

                                                                                                                                                                       Fotografías cortesía de Raquel Carmona.

Add your comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Call Now ButtonLLAMAR