Manual del fotógrafo

Equipo, técnica y visión. Reseña


¡¡¡ Muy buenos días !!!

Arrancamos semana, estrenamos mes y si habéis seguido mis stories de Instagram, ya sabéis lo que viene hoy. Y es que Blume, una editorial de las más populares en España nos trae una novedad de este año que no te puedes perder.
La mejor manera para afrontar la  semana que entra es con un buen libro por lo que os presento el  
“Manual del fotógrafo” de Michael Freeman. Gran autor y es que es uno de mis favoritos. Para el que no lo conozca, Michael Freeman es uno de los fotógrafos y autores más reconocidos a nivel mundial . Británico nacido en el 1945 ha escrito muchísimos libros y es que ha vendido millones de ellos traducidos a 27 idiomas como por ejemplo “101 consejos sobre fotografía digital”, “Manual de fotografía en 35mm”, o de los más conocidos ,”El ojo del fotógrafo” o el también aclamado por el público “La mente del fotógrafo”, entre otros . Se convierte en uno de mis autores imprescindibles por su forma amena e interesante de explicar su percepción sobre la fotografía y lo que la acompaña. Hace que me enganche a todo lo que escribe. Y es que lo hace tanto para el que se inicia en este mundillo  como para el profesional que ya tiene una trayectoria. Una forma de escribir que lo hace único y en este libro no va a ser menos.
“El manual del fotógrafo” es un libro de tapa blanda que consta de 240 páginas llenas de capítulos muy interesantes y es que como dice el mismo “….Existen muchos otros manuales de fotografía, y yo he sido el autor de alguno de ellos. Mi primer manual es ahora un documento que es histórico. ¿Entonces, por qué molestarme en escribir uno nuevo? La simple verdad es que la fotografía cambia más rápido ahora que en cualquier momento de la historia. Sorprendentemente, lo que más ha cambiado no es la tecnología, sino la idea de lo que es la fotografía …”

Para comprender tu fotografía Freeman  te pone en conocimiento lo que tienes entre manos principalmente el equipo, para seguir con la técnica y terminar con la visión global de la imagen . Comprender lo que existe en el mercado te ayudará a elegir mejor en qué gastar tu dinero y cuál es el material que realmente necesitas .Al igual que los pasos a seguir para llegar a tener un buen flujo de trabajo. Realiza un recorrido bastante acertado exponiendo todo lo que hay en tiendas como tipos de cámaras y sus sensores ,objetivos, trípodes , equipo de apoyo, iluminación… 
Incluye ejemplos bien definidos para hacer comprender al espectador en cada momento su idea y conocimientos. El libro en sí , está lleno de consejos en base a su experiencia . En sus ejemplos explica como realizar retratos ,fotografía de deportes , paisajes, fotografía en interior , macrofotografía ,estilos  …no le falta detalle. A continuación te lleva al mundo del postprocesado y te guía en seguir ciertas pautas para mejorar tu técnica.
Finalmente hace un recorrido por la fotografía de ahora, su estructura, el estilo directo, el color , la luz  y muchos detalles a tener en cuenta a la hora de hacer una buena comprensión de la imagen. Michael Freeman deja espacio para enseñarte  sus redes sociales para que puedas seguirle más de cerca  y nos explica el porqué hoy en día cualquier amante de la imagen y la comunicación debe estar en ellas .
Sacarle el máximo partido a tu equipo, el perfeccionamiento de la técnica y una mejora en la postproducción y flujo de trabajo es la prioridad de este libro que sin duda, se vuelve un imprescindible en cualquier librería. 

Un libro que considero bastante importante por las pautas que aporta tanto para el aprovechamiento del equipo , como para la realización de un buen trabajo fotográfico. En definitiva , me parece uno de esos libros imprescindibles que debería de acompañar al libro de instrucciones de la cámara al comprarla.

A continuación os dejo enlaces a los perfiles de Michael Freeman para que podáis seguir su trabajo Twitter e Instagram.

  • Libro: Manual del fotógrafo 
  • Autor: Michael Freeman
  • Editorial: Blume
  • Edición: 2018
  • I.S.B.N.: 978-84-17254-80-3
  • Precio Amazon 18,90€ Cómpralo aquí 

En los banner de la página podréis encontrar el enlace directo a la compra del libro por Amazon.
¡Lo puedes tener en un par de clics!

¿Os parece interesante el libro de Michael Freeman “Manual del fotógrafo” ? Cuéntamelo en los comentarios y no te olvides de compartirlo.

Muchísimas gracias por leerme y mil gracias a la editorial.

Marta.


Gracias a la editorial

fotografía gastronómica

El festín de la fotografía y el estilismo gastronómico. Reseña y entrevista a Raquel Carmona


Gracias a la editorial Anaya PhotoClub por el ejemplar.


Bueno, bueno, bueno , lo que os traigo. Nada más y nada menos que el libro “Foodie” de Raquel Carmona de la editorial Anaya PhotoClub. Un libro que os darán ganas de devorarlo y poner en práctica tanto las recetas como las fotografías de todo lo que hagáis en la cocina. Tenía mis dudas al principio con este libro, pero oye, ¡me ha encantado!. Raquel te habla como si estuvieses sentada con ella en su estudio tomando un café y eso se agradece. Es muy cercana y el libro muy ameno y entretenido. Os hablo de 268 páginas en las que te explica absolutamente todo lo que le lleva a crear extraordinarias fotografías con su estilo propio y muy cuidado. Y es que no se guarda nada para ella. Su método de trabajo es muy particular y personal y gracias a su blog “Los tragaldabas” consiguió establecerse como fotógrafa culinaria y llegar a crear imágenes que parecen tener vida (y de ahí que te den ganas de comerte absolutamente todo lo que fotografía). Os aviso, leer este libro da hambre y ganas de ponerse a crear estilismos culinarios para  fotografiar, je je.
En el libro encontrarás: Conceptos básicos de la fotografía empezando desde cero ¿Qué equipo necesito? Comenzando desde cero Food Styling o estilismo culinario La iluminación en la fotografía Contando una historia Instagram, la red foodie por excelencia Cómo vender tu producto con bonitas imágenes Entre bambalinas, “behind the scenes” Trucos, consejos y errores que no debes cometer Photoshop Preguntas y respuestas
Un libro didáctico y práctico que te animará a crear imágenes culinarias como nunca antes imaginaste que harías. A continuación os dejo la entrevista a Raquel, donde podréis saber quién hay detrás de este fabuloso libro y conocer mejor Foodie de la mano de su autora.


¿Cómo es que una maestra de educación infantil termina dejándolo todo por dedicarse a una de sus pasiones como es ser fotógrafa gastronómica? 

Desde pequeña tenía muy claro que quería ser maestra, la educación infantil me atraía creo que era pura vocación. Así lo hice, estuve ejerciendo durante algunos años y por circunstancias de la vida tuve que hacer mil cosas diferentes para poder conseguir tener una estabilidad económica. En realidad ninguna me llegó a atraer tanto como lo que había estudiado, pero no había más remedio que buscarse la vida, y encontrar trabajo como maestra era muy difícil sin haber opositado. Sin planearlo, creo que estaba escrito en algún lugar, la fotografía entró en mi vida gracias a mi blog Los Tragaldabas. A él se lo debo todo, lo que comenzó siendo un mero entretenimiento que se convirtió en lo que hoy es mi vida.

¿Cómo entró la fotografía profesional en tu cocina?¿En qué momento te das cuenta de que tienes una vocación fotográfica?

Como te he comentado antes, cuando creé Los Tragaldabas la fotografía era parte de este para mostrar los platos que realizaba. Mi técnica era cero cuando empecé, pero al cabo de un tiempo me di cuenta que un plato si no entra por los ojos no hace que el espectador quiera elaborarlo, así que decidí ponerme a ello y pedir ayuda a mi marido que él si que sabía de fotografía y además contaba ya con un buen equipo. Así es como empiezo, me empeño en mostrar la belleza de ese plato e intentar que el que lo vea sienta unas ganas irrefrenables de hincarle el diente a esa receta. Creo que es complicado con una imagen hacer esto pero sabía que tenía que intentarlo, y que esos platos se merecían más de lo que había hecho hasta ese momento.

 ¿Cómo nace el blog Los tragaldabas?

Todo empieza porque mi suegra me regala un procesador de alimentos y me pongo a buscar recetas para hacer en él. Hasta ese momento yo no había navegado por blogs en busca de recetas, ni siquiera casi sabía nada acerca de este mundo y me encontré con un maravilloso universo donde estaba casi todo lo que quería saber. Decidí que yo tambien quería compartir mis recetas, mis experiencias, sin más pretensiones que la de estar ahí y servir de ayuda a otros que empezaran en este mundo de la cocina, así nació Los Tragaldabas. Un blog de recetas caseras, tradicionales y sobre todo recetas que hacía para mi familia muy fáciles de hacer y probadas en casa bajo la supervisión de los míos, jueces muy estrictos por cierto jajaja.

 ¿De dónde viene el nombre de Los tragaldabas?

Tragaldabas es una palabra antigua que por desgracia está en desuso, significa tragón, glotón, comilón. Es una palabra que en mi casa se ha usado desde siempre, mi yaya siempre nos lo decía así que no lo dudé. Además de hacerle un pequeño homenaje a ella intenté que esta palabra no se perdiera. Lo tradicional es la base de todo y no podemos olvidarnos de ello. Creo que en esto hago todo lo que puedo tanto en recetas, como en costumbres que no quiero que se pierdan sin más.

¿Qué ha significado el blog y las redes sociales para tu profesión?

TODO, tengo que decirlo alto y claro. Sin el blog y las RRSS seguramente no estaría aquí. Al menos es lo que me ha ayudado a mostrar mi trabajo, solo puedo estar agradecida a ellos. Mejor carta de presentación imposible. Las RRSS no son fáciles, pero yo creo que el secreto está en ser tú mismo, seguir tu línea, no crear polémica por crearla, la espuma sube rápido pero siempre baja después. Creo que crear una comunidad de seguidores es algo que tienes que cuidar a diario y saber lo que ellos esperan de tí.

¿Qué momento te marcó o cuál es esa fotografía por la que te das cuenta de que todo empieza a cambiar y que algo a lo que te dedicabas por hobby empieza a convertirse en un trabajo serio ?

Si te digo la verdad no me di cuenta. Yo solo lo hacía por pasión, cada fotografía era un reto personal (lo sigue siendo) sabía que lo que tenía delante era un tesoro y tenía que mostrarlo. Nunca pensé que aquello se podía convertir en un trabajo, porque hasta ahora no lo veía como tal, tan solo disfrutaba y veía fotos en cada esquina, en cada rincón, cada fruta, cada plato. Hasta que un día una empresa se pone en contacto conmigo para decirme que querían que les fotografiara sus productos, ese fue el momento en el que me di cuenta que mis fotos llegaban a la gente. Desde entonces no he parado y por eso doy las gracias. Trabajar en lo que te gusta es un lujo, todo el mundo tendría que tener la posibilidad de hacerlo porque realmente es lo que hace que el resultado sea el deseado.

El libro es muy completo ya que cuentas absolutamente todo lo necesario  para hacer y comprender una buena fotografía gastronómica así como consejos y trucos  importantes a tener en cuenta con un estilo muy cuidado ¿quién te ha enseñado todo lo necesario para conseguir este gran éxito?

Bueno en el libro explico mi método de trabajo, es el mío, personalmente creo que cada uno podemos tener el nuestro. Con mi libro intento dar el empujón para que cada lector lo adapte a su estilo, a sus posibilidades, no a todo el mundo nos funcionan las cosas de igual manera. Todo lo que se lo he aprendido sola a base de mucho trabajo, esfuerzo, horas de práctica, tesón y mucho empeño. La base me la enseño mi marido Javi, que el pobre tuvo que aguantarme hasta que conseguí enterarme de todo, porque no es fácil al principio. Pero la técnica hay que asimilarla bien para luego usarla sin pensar. El resto vino solo tras años de práctica y todo lo que te he comentado anteriormente. Lo que hoy soy se lo debo tambien a todo el mundo que ha estado ahí detrás apoyándome, dándome sus likes, sus opiniones, dejándome sus comentarios ellos me han hecho que cada día quisiera hacer mi trabajo mejor.

Anteriormente ya habías participado junto con otros blogueros en la publicación del libro “La mesa del pecado”, pero ahora , en Foodie, tu primer libro sola,¿cómo surge y qué supone para tí el hecho de escribir este libro?

Sí La Mesa del Pecado fue un proyecto muy bonito en el que participé junto a otros blogueros del que me siento muy orgullosa, fue un libro muy divertido de hacer y que recomiendo porque hay recetas fantásticas. Cuando me proponen escribir mi libro, lo primero que me invade es el miedo. Soy una persona muy perfeccionista y no me gusta hacer nada que realmente no vaya a ayudar o que caiga en un cajón en el olvido. Tenía muy claro que quería hacer algo de utilidad, un libro de cabecera, que la persona que lo compre sienta que su dinero ha estado bien invertido porque le ha servido. Realmente fue difícil, una experiencia muy satisfactoria y un reto personal, porque explicar con palabras algo tan intangible no es fácil. Pero al final creo que lo conseguí, esto lo puedo decir porque el feedback que he tenido ha sido favorable y sobre todo lo que más me repiten es que está explicado de una manera que todo el mundo lo entiende. Justo eso era lo que quería, yo no soy escritora, y lo escribí tal y como a mí me habría gustado leerlo.

¿Qué se cuece detrás de las fotografías del libro?¿Cómo es el proceso de una sesión de fotos desde que surge la idea del plato hasta la imagen final?

Cada fotografía es un mundo, hay imágenes muy pensadas y otras que surgen en un minuto. Soy de planificar poco, a no ser que sea un trabajo muy específico para alguna marca. Las recetas del libro sí que estaban pensadas con anterioridad, pero solo eso, el resto va saliendo. En los ejemplos ilustrados del libro, se lo que tengo que mostrar, pero el cómo lo hago sobre la marcha. Hay veces que he planificado una sesión, cuando monto la escena y miro tras la cámara no me transmite nada, así que prefiero esperar al día de la sesión y montar mi fotografía que muchas veces se me ocurre mientras estoy cocinando o simplemente empiezo y va surgiendo sola. Influyen muchos factores a la hora de crear una imagen, el tiempo del que dispones, la creatividad, la inspiración, hay días que decido no hacer nada porque realmente se que lo que va a salir no me va a llenar y otros días que sin quererlo me sale esa foto que nunca habría imaginado. La portada del libro por ejemplo surgió así, esa imagen era un ejemplo del libro y acabó en portada. Puedo decirte que un día entero estuve haciendo fotos para la portada y ninguna de ellas fue la seleccionada. ¿No gustaron? Sí claro que sí, pero esta de los pimientos al final era la que más no llenaba a todos.

Como equipo indispensable, ¿Cuáles son los materiales y cámaras que utilizas para tus sesiones ?
Tengo la suerte de contar con un gran equipo, no por ello las fotos van a salir mejor ehhh que nadie piense eso, pero sin es verdad que facilitan el trabajo bastante y en ciertas ocasiones sin parte de ese equipo costaría hacer algunas tomas. Cuenta con: Dos cuerpos Canon, una 5DMarkIV y una 5DMark III.  Objetivos tengo el Canon 50L f1.2, Canon 100L f2,8 IS, Canon 35L f1,4, Canon 35L f1,4, Canon 24/70L, Canon 135L f2 Dos trípodes manfrotto y dos columnas Cambo. Mis flashes de estudio Profoto, adoro su luz. Atrezzo, maderas, y cachivaches varios que sin ellos mis fotografías no serían las mismas.

¿Cuántas veces has podido repetir una receta o foto por no salir perfecta tal y como te la imaginabas?

Esa es la parte que no se ve, pero tengo claro que nunca mostraré nada que no me guste o receta que no haya salido bien. Muchas veces me ha pasado, tener que descartar fotos, repetir recetas, esto no es una ciencia exacta y en algún momento algo puede fallar.  Yo creo que la comida depende de como la presentes te puede gustar más o menos, ahí es donde yo invierto más tiempo en pensar como presentar mi plato para que llame más la atención y sí que a veces tengo que cambiar la presentación porque no me llena. No todo es igual a la hora de fotografiarlo y hay comida más agradecida que otra. Lo que más me cuesta fotografiar es lo que se derrite rápido o se desinfla como los soufles. Hay que tenerlo todo muy preparado, para ponerlo en la mesa, disparar y capturarlo tal y como quieres.  En Córdoba hace mucho calor así que con los helados hay veces que es misión imposible.

Me declaro muy fan de esa tarta de chocolate que sale en Foodie (y del resto de recetas) pero ¿por qué tipo de platos te decantas más fan?

Esa tarta me trae muy buenos recuerdos, fue una sesión muy divertida y creo que salió tal y como quería. Me decanto por la cocina tradicional, la de nuestras abuelas, la comida de siempre que es la base de la gastronomía sin ella no habría nada. Por eso intento hacer recetas de siempre, en casa se las enseño a mis hijos porque si no lo hacemos se irán perdiendo y no quiero que eso pase. Siempre me gusta mostrar el trabajo de artesanos, de esas personas que crean con sus manos, de oficios que por desgracia se pierden y que vuelven a ser retomados.  Lo tradicional me atrae de manera soberana y los dulces lo que más, soy muy golosa, demasiado XD.

¿Qué inspira a Raquel Carmona?

Todo, un libro, un paseo por el campo, un museo, una tarde paseando por callejuelas de mi tierra. Todo inspira, solo tienes que mirar con otra perspectiva, siempre digo que desde que me dedico a esto mi mente procesa lo que veo como fotografías posibles a capturar, es increíble pero es así. Las RRSS como Instagram o Pinterest tambien son una fuente de inspiración muy importante. Cada imagen que veo me inspira, mi cabeza va a mil por hora y creo que va seleccionando detalles de lo que veo y que luego adapto a mi estilo.

¿Cuáles son tus referentes tanto en el terreno de la fotografía como en la hora de cocinar o estilismo? ¿Nos recomiendas cuentas a las que seguir para inspirarnos?

Creo que mis referentes están en el mundo de la pintura Zurbarán, Caravaggio, Juan Sanchez Cotán, pintores holandeses y flamencos. Ellos manejaban las luces, los contrastes de manera excepcional y en ellos me inspiro porque quiero transmitir justo lo que siento cuando veo sus obrar de arte. Adoro Instagram creo que allí podemos encontrar maravillosos artistas y muy desconocidos, es como una ventana abierta al mundo, para disfrutar viajando por diferentes lugares sin moverte de tu sillón.

¿Para cuando una segunda parte? ¿Cuáles son los próximos proyectos en los que podremos ver tu trabajo ?

Creo que en este libro lo explico todo, no hay más, al menos en cuanto a mi método de trabajo. Solo hay que depurarlo, trabajarlo y practicar, lo que sí hago es compartir muchas de mis sesiones por Instagram es algo que a mis seguidores les encanta, es mucho más cercano y quiero demostrar que si yo lo hago cualquiera puede hacerlo, no soy de otro mundo soy una persona normal que ama lo que hace como cualquier otra. Proyectos… hay alguno sobre la mesa pero de esto ya os iré contando cuando cobre algo más de forma, creo que gustará.

Como fotógrafa profesional quiero saber tu opinión sobre la industria de la fotografía y la mujer en la actualidad. ¿ Crees que sigue siendo un mundo de hombres?

No para nada, yo creo o al menos lo veo así que en este mundo si tu trabajo gusta seas hombre o mujer tendrás espacio en él. No creo que ninguna empresa por ser mujer va a dejar de contratarte, además en este mundo hay más mujeres que hombres al menos yo conozco más y todos hacen trabajos maravillosos.

¿Qué consejos le darías a cualquiera que quisiera iniciarse en el mundo de la fotografía gastronómica?

Pasión, esfuerzo, constancia y mucha práctica. Conocer el producto a fotografiar, tratarlo como se merece y sobre todo transmitir con la imagen, que no sea algo que pase desapercibido. No es solo un ingrediente lo que tienes delante, son olores, sabores, texturas y eso es lo que hace que la foto cobre vida.

La fotografía gastronómica es puro arte, es maravilloso ver cómo con una imagen se pueden transmitir tantos sentimientos, eso es lo que me motiva cada día. Soy feliz cuando me escriben para decirme que le he recordado el plato que su abuela le hacía, que en su niñez su madre le preparaba esa receta, que un escenario le ha hecho volver al pasado o simplemente que cada foto que ven mía saben perfectamente que soy la autora de ella, eso no tiene precio. Creo que nunca habrá gracias suficientes para agradecer el cariño que me da la gente a través de las redes. Libro: FoodieAutor: Raquel Carmona
Editorial: Anaya PhotoClub
Edición: 2018
I.S.B.N.: 978-84-415-4028-6
Precio en Amazon: 23,70€. Enlace directoVersión Kindle:  14,24€. Enlace directo

No te pierdas este festín de la fotografía y el estilismo gastronómico y pincha en el enlace directo de arriba o en el banner de la página para comprar este fabuloso libro. Os he puesto tanto la versión física como la Kindle ,que me parece un gran acierto para poder tenerlo electrónicamente . Os lo recomiendo con los ojos cerrados. 
Y claro está, no le pierdas la pista a Raquel a través de sus redes sociales , en las que podrás ver su trabajo a diario.
Twitter @lostragaldabas
Instagram raquel_carmona
http://www.lostragaldabas.net

Millones de gracias Raquel por el trabajado que has dejado plasmado en Foodie y la cercanía que ofreces. Gracias también a PhotoClub por seguir apostando por la cultura.

Qué me decís , ¿os apetece probar con este tipo de fotografía?
Os leo por Twitter @Marta_Escane e Instagram @marta_escane

Gracias por leerme.

Marta.

                                                                                                                                                                       Fotografías cortesía de Raquel Carmona.

Amapolas en octubre

¿Qué pasa si juntas la librería Amapolas en octubre, el último libro de Máximo Huerta y el proyecto de Trnd Freixenet? Que de resultado te da alegrías aseguradas

Unos espumosos perfectos para brindar

Muy buenas de nuevo a todos.

Hoy os cuento la maravillosa historia de cuando Trnd y Freixenet me eligieron para probar los vinos espumosos Freixenet Prosecco blanco e Italian Rose y todo lo que vino consigo. Para el que no conozca la página, en Trnd los miembros podemos elegir los proyectos los cuales queramos participar según nuestros gustos y preferencias. El catálogo es bastante amplio: alimentación, belleza, electrónica… entre otros. Luego, de todas las candidaturas, eligen a unos pocos que serán los encargados de probar y dar su punto de vista sobre el producto. Así de fácil.
Es verdad , la culpable fue mi hermana que desde hace mucho tiempo me descubrió la página Trnd y esta vez decidí presentarme a este proyecto de Freixenet. Fue toda una sorpresa que me eligieran y es que tenía claro como disfrutaríamos de esas botellas. ¿Qué mejor manera que con una sorpresa  a la persona que me descubrió esta página y que encima le queda poco para casarse? Empezaba la locura.
Os pongo en antecedentes,
Hace meses pensé en cómo sorprender a mi hermana y es que ella es muy fan de Máximo Huerta y cual fue mi sorpresa que justo al entrar en su perfil de Instagram me entero que iba a sacar nuevo libro en poco más de un mes. Así que me lie la manta en la cabeza y decidí escribirle. Mi pensamiento no era otro que el llegar a conseguir su nuevo ejemplar firmado para ella. Amablemente me contestó y me llevó a la librería de Laura en Madrid, Amapolas en octubre. Ella es una librera y escritora con la que este autor de Intimidad Improvisada tiene mucha amistad. Laura , decidió unirse a esta locura de conseguir ese ejemplar firmado . Cuando me lo dijo ¡no lo podía creer! Mi hermana, tendría ese fabuloso ejemplar recién salido del horno en sus manos y encima firmado… era imaginarme su cara de felicidad y ponerme nerviosa. Por lo que unos cuantos mensajes a Laura recordándoselo cada dos por tres  y su paciencia a punto de desbordarse ¡llegó a mis manos!. Y me puse a preparar toda la sorpresa.

Con mis botellas de Freixenet Prosecco e Italian Rosé bien frías recibí a Elena e Iván en casa con la chimenea encendida y junto con mis padres nos pusimos a degustar y brindar con estos fabulosos vinos espumosos por el escaso mes que les queda para convertirse en marido y mujer. Seguidamente le dimos al novio unos gemelos personalizados con sus iniciales, gran idea de nuestro joyero de confianza Jose Luís para que ese día tan especial pueda lucirlos . Y a Elena ese libro, su libro. Que se quedó sin habla cuando lo vio y hasta lloró al ver que su escritor favorito le había dedicado unas palabras.
¿Con qué vino nos quedamos? Pues os cuento un poco. El espumoso Prosecco es blanco y está elaborado con uvas de Glera de la región italiana de Véneto. Una calidad espectacular , afrutado y muy fresco. En cambio el espumoso Italian Rosé es una combinación de racimos de Glera y Pinot Noir , ambos cosechados en Italia. Con un tono rosado quizás este es algo más dulce, lo que hizo que el blanco ganara la batalla. Cualquiera de los dos combinan muy bien con aperitivos , ensaladas y postres. A todos nos gustaron mucho. Y las botellas…¡qué decir de las botellas! preciosas, cuidadas al detalle. Más abajo os dejo unas fotografías de ese día.
Os dejo los enlaces para que les sigáis la pista:
Amapolas en octubre web, @amapolaslibreria
Máximo Huerta web, @maximhuerta
Trnd Web, @trnd_es
Freixenet web, @freixenet
Compra directa: Freixenet Italian Rosé , Freixenet Prosecco

Quiero dar las gracias a Freixenet y Trnd por proyectos así. Un momento especial necesitaba unos vinos tan maravillosos como estos.  Dar las gracias a Laura de Amapolas librería, por su paciencia , su amabilidad y  por conseguir esta bonita locura (amenazo con volver a hacerlo,)¡apostad por las librerías de barrio!. Gracias Máximo Huerta por tu sensibilidad, por Intimidad Improvisada y tantos otros , y por dedicar tiempo a escribir esas lineas tan maravillosas para mi hermana.

Os veo en Instagram y Twitter .

Gracias por leerme.
#BrindaConEstilo

Marta.

Aprende a fotografiar productos como un profesional

Reseña y entrevista a Martí Sans

Gracias a la editorial Gustavo Gili por el ejemplar.


Muy buenas de nuevo.
Bueno, bueno , bueno lo que os traigo hoy. Como habéis visto en el título del post se trata de  “Aprende a fotografiar productos como un profesional” escrito por el gran fotógrafo Martí Sans y de la mano de la editorial Gustavo Gili. Y… ¿Os cuento una cosa? aún no me lo explico. ¡No entiendo cómo he tardado tanto en conocer a este profesional del still life!. Al recibir su libro y ojearlo, admito que lo primero que pensé fue ¡ tengo que hacerle una entrevista a este fotógrafo!. Bien …pues dicho y hecho. Por lo que devoré el libro y me puse en contacto con Martí. Un amor de persona la verdad y súper amable en todo momento. Os cuento un poco sobre su obra y a continuación podréis leer la entrevista. En “Aprende a fotografiar productos como un profesional” nos adentramos en un libro que nada más ver su gran portada del vaso de café flotando nos da una idea de lo grande que será por dentro. Hay más vida fuera de la fotografía de catálogo en fondo blanco y Martí Sans nos lo enseña y explica paso a paso. Desde las imágenes más convencionales hasta sus trabajos más elaborados. Todas sus técnicas acompañadas de ejemplos y esquemas de iluminación (que se agradecen)  y enseñándonos las herramientas actuales para exprimir al máximo la fotografía en estudio. El libro empieza, para entrar en materia, con unas referencias al mundo de la fotografía de bodegón, pasa por el proceso creativo , nos habla del equipo, la iluminación, el fondo blanco, la polarización, los brillos (un factor a tener muy en cuenta) y sigue con el Focus stacking , la creación de bodegones con atrezo, la comida y la bebida, la importancia de la postproducción y la exportación y gestión de archivos. En esta última trata las diferencias entre Lightroom o Capture One, y repasa algunas de las técnicas más interesantes de Photoshop. Una de las cosas que más me ha gustado del libro es su tono, ya que parece como si estuvieses al lado del autor en su día a día. Como si entablaras una conversación con el mismo Martí y te fuese explicando todo paso a paso. Así de cercano es. Es increíble como página tras página nos vamos adentrando en una de las disciplinas de la fotografía que a priori puede resultar simple, pero complicándola puedes conseguir resultados espectaculares.
Os dejo con la entrevista:

Martí Sans autor de “Aprende a fotografiar productos como un profesional. 

Acabo de leerme tu libro “Aprende a fotografiar productos como un profesional” y ya estoy deseando que hagas una segunda parte ¡ Me he quedado con ganas de más!  pero antes de nada, pongámonos en antecedentes. ¿Cómo llega un estudiante de cocina a dedicarse a la fotografía  Still Life o fotografía de producto?

Ostras! Muchas gracias. Pues el proceso ha sido muy natural. Estaba estudiando cocina y me compré mi primera cámara para hacer alguna foto de los platos que cocinaba. A la cámara le siguieron objetivos, flashes y un sin fin de cacharros hasta que me di cuenta que prefería estar haciendo fotos que en la cocina de un restaurante.

¿En qué momento decides convertirte en profesional?

No recuerdo que hubiera un punto claro de inflexión, rollo… a partir de mañana seré fotógrafo profesional. De hecho fue una cosa que duró meses donde combinaba el final de mis estudios con algunas fotos para restaurantes de amigos y tal. Al acabar de estudiar, me fui de casa mis padres y me hice autónomo.

¿Cómo surge la idea de hacer el libro?

El libro vino como una propuesta de la editorial Gustavo Gili. Un dia me mandó un correo Carme, la editora, proponiendo una reunión y fui. Después de esa reunión me marche teniendo claro que iba a hacerlo.

¿Cómo fue el proceso de plasmar tus conocimientos ahí? Creo que el proceso se puede resumir como curioso. En mi caso, que no había escrito más de 10 páginas en mi vida, no tenía muy claro cuánto conocimiento cabía en 25000 palabras y tampoco cómo organizar de forma lógica el contenido. Pero conforme los meses iban pasando la cosa empezó a tomar forma y era solo cuestión de ir llenando agujeros para crear un conjunto que tuviera sentido.

Imágenes cedidas por el autor.

El control de la iluminación es muy importante para realizar fotografía still Life ¿qué equipo utilizas habitualmente? ¿Eres exclavo de una marca en particular ?

Nunca he sido un fanboy de nada y cada vez me importa menos el equipo que use. Aún así, hace años que trabajo con equipo Canon y Profoto. Ahora mismo tengo una 5dsr y unos cuantos flashes Profoto D2 y D1. De ópticas, básicamente uso un Zeiss 100mm macro y un 50mm Sigma Art. A parte de esto uso muchos otros cacharros como pies, brazos, etc. 

¿Cuáles son tus imprescindibles a la hora de fotografiar?

Para mi lo más imprescindible es una cámara, un trípode y un punto de luz. Con esto hago muchas de mis fotografías y no hace falta mucho más. Si añades algunos trozos de cartón pluma a modo de reflectores y unas pinzas para sujetarlos, ¡ya lo tienes todo!

En tu día a día, ¿cómo es el desarrollo de un encargo fotográfico desde que contactan contigo hasta que entregas el trabajo final?

El proceso nunca es igual y varía siempre entre cliente y cliente. Por lo general hago una reunión previa con el cliente para que me expliquen el proyecto, se prepara un presupuesto y empezamos a cerrar fechas, equipo que va a intervenir, etc. Una vez montado el equipo (asistentes, arte, etc.) ponemos en marcha la preproducción para preparar todo lo necesario; preparar fondos, buscar material, probar esquemas de luz, etc. Una vez hecho todo esto y con todos los detalles cerrados nos ponemos a disparar. Una vez disparado el encargo, a veces realizo yo la postproducción y a veces la realiza un estudio externo, siempre dependiendo de la dificultad del proyecto y del trabajo que tenga en ese momento.

Siempre hay trabajos que se disfrutan más que otros, a veces es por el grado de dificultad y otras por la sorpresa de acabar plasmando algo exactamente igual a lo que tenías en mente, quedando espectacular. ¿ Cuál es el trabajo que más te ha costado sacar ? y ¿ cuál el que más te ha gustado realizar?

Siempre recuerdo con cariño la primera gran campaña que realicé para Chupa Chups. Fue en 2015 y teníamos que crear unas fotografías con una mano aguantando un chupachups gigante golpeando un líquido y con un splash alrededor. Todo iba a estar hecho por partes; la mano, la bola, el palo, el fondo, el splash. Fue divertido y es uno de los proyectos de los que estoy más contento.

Una de las cosas que más incordian a la hora de realizar fotografía de producto es tener brillos o reflejos indeseados y a los que les dedicas tiempo en tu libro , perfectamente explicado (todo sea dicho). ¿Cómo fueron tus primeros pasos con productos de esa índole ? ¿ Se te resistieron mucho?

Desde el inicio me he peleado con productos con muchos reflejos directos, botellas, etc. Antes odiaba tener que fotografiar objetos de este tipo pero ahora es con los que más disfruto. Con el tiempo he entendido que no se trata de anular reflejos si no de jugarlos a favor de la fotografía para explicar mejor las características del objeto y del material. Siempre me fascina como el cristal reacciona a la luz y ya que estamos aquí, te voy a confesar una cosa de friki absoluto; a menudo cuando estoy tomando una cerveza con amigos miro las copas, juego un poco con ellas viendo como la luz atraviesa el interior y ya hace tiempo que los amigos pasan de preguntarme que cojones estoy haciendo jejeje.

Un libro muy versátil donde enseñas fotografia publicitaria desde lo más sencillo de una fotografía con fondo blanco, a una producción más compleja con mucha técnica . ¿Recuerdas algún consejo que te hayan dado para poner en practica en tu trabajo diario que siempre te acompañe?

No es exactamente esto pero una cosa que siempre intento tener en la cabeza, y suelo apuntar en la libreta cuando empiezo un nuevo proyecto es un “No seas cutre, Martí”. A veces todos tenemos ansias de acabar un proyecto, y por no dedicarle unas horas más lo intentamos acabar corriendo y hacerlo así es ser un cutre en mi opinión. Así que este es mi sistema para evitarlo.

¿Qué consejo le darías a todos aquellos que están pensando en iniciarse en la fotografía de producto?

Que no se lo piensen. Que solo necesitas tener una cámara y muchas ganas. Que a hacer fotos se aprende haciendo fotos, no hay otro secreto.

Impartes cursos online en Domestika pero también presenciales en Barcelona y Madrid. ¿Tienes pensado hacer talleres por otras ciudades?

Yo siempre estoy abierto a hacer cursos en otras ciudades y los voy realizando siempre que surge la opiortunidad. He estado en ciudades como Segovia, Amposta, Murcia, Salamanca, etc.

Acabas de estar en el Madrid photo fest presentando el libro. Un espacio internacional dedicado a conocer el trabajo de grandes profesionales del mundo de la fotografía de moda, la publicidad, el fotoperiodismo, la post producción digital y la fotografía de autor. ¿Cómo ha sido la experiencia de estar en un lugar como ese y qué a significado para ti ?

Pues fue una experiencia nueva muy gratificante. El Madrid photo fest es un sitio único, poder ver a grandes fotógrafos trabajando en directo es alucinante. Mi charla fue muy cortita e intenté dar un poco de energia a la gente para que se quitara los miedos de hacer fotos, que no se lo pensaran. Me fui muy contento con los asistentes y con la organización, ¡un gran festival!

¿En qué te inspiras para conseguir un buen trabajo ?

Mis inspiraciones son muy dispersas. Veo bastante cine y series, me gusta mucho la pintura e intento mantenerme al dia del trabajo de otros fotógrafos.Libro: Aprende a fotografiar productos como un profesionalAutor: Martí Sans
Editorial: Gustavo Gili
Edición: 2019
I.S.B.N.: 9788425231339
Precio en GG: 16,90Euros Cómpralo aquí Un libro recomendadísimo y a un precio inmejorable. Os dejo el enlace directo para comprarlo en la página de la editorial pinchando aquí.
También os dejo la página de Martí para que podáis ver sus trabajos y cursos: http://martisans.com @martisansphoto
Domestica : Fotografía de objetos brillantes y esquemas de iluminación  /  Fotografía de producto

Muchísimas gracias Martí por la entrevista. Fuiste muy amable y cercano. Y gracias también a la editorial por apostar y dar a conocer libros tan interesantes como este.

¿Qué me decís? ¿os animáis con “Aprende a fotografiar productos como un profesional?

Os leo a traves de mis redes Twitter @Marta_Escane e Instagram @marta_escane

Gracias por pasaros.

Marta.

Ansel Adams. En color

Reseña: Anaya Multimedia PhotoClub


Muy buenas de nuevo a todos.

Hoy os quiero hablar de un libro que ha llegado a mis manos y que se ha convertido en una obra muy interesante e imprescindible para todo aquel que ame la fotografía y le encante la naturaleza.
Os hablo de “Ansel Adams. En Color” de la editorial Anaya PhotoClub .

Pongámonos en situación. Os hablo de un libro escrito por un fotógrafo estadounidense Ansel Adams (San Francisco 1902-1984) que fue uno de los más admirados del siglo pasado. Su fascinación y dedicación plena correspondió a los paisajes. Fue el creador del sistema de zonas, una técnica de exposición y revelado que servía para definir con precisión lo que ve el fotógrafo y el resultado que tiene en papel (lo que en el mundo digital de ahora se conoce como  la gestión del color.)
Conocido popularmente en su campo por sus fotografías en blanco y negro, este genio de su época hizo cerca de 3500 fotografías en color de las que solo una pequeña parte han llegado a ser publicadas. Adams , en más de una ocasión llegó a admitir que se sentía más cómodo realizando ese tipo de imágenes monocromáticas que las que realizaba en color. Escritor de numerosos libros como “El negativo”, “La copia”, “In the national parks”…entre otros,  a lo largo de su carrera también participó en numerosas exposiciones. 

Ahora, llega a nuestras manos el libro “Ansel Adams En Color” de la mano de la editorial Anaya PhotoClub. Una edición revisada y ampliada que incluye veinte fotografías más, inéditas hasta ahora de su archivo personal. Hablamos de un clásico que es imprescindible en toda librería de cualquiera que sea amante de su obra ya que se trata del único libro en color del autor. 

Este libro contiene :

  • Un prólogo a la edición, revisada y ampliada por John P. Schaefer y Andrea G. Stillman.
  • Notas del editor por Harry M. Callahan.
  • Una introducción escrita por James L.Eneyart.
  • Un gran portfolio con parte del trabajo que realizó durante su vida en color.
  • Notas seleccionadas sobre fotografía en color por Adams que no tienen desperdicio ya que aparecen cartas del autor hacia otros compañeros.
  • Para finalizar, listado de obras, nota técnica y agradecimientos.

Las imágenes son increíbles, impactantes  y en su línea visual. Son en definitiva , las fotografías de un gran artista. Se convierte en uno de esos libros que uno tiene de referencia para coger inspiración.

A continuación os dejo algunas de las fotografías que guarda el libro y veréis que hablan por sí solas.

Gracias a la editorial

  • Libro: Ansel Adams en color
  • Autores: Ansel Adams, Schaefer, John P. y Stillman, Andrea G.
  • Editorial: Anaya PhotoClub
  • Edición: 2018
  • I.S.B.N.: 978-84-415-3932-7
  • Precio Amazon: 28,45 € Cómpralo aquí 

Como siempre , os dejo en los banner de la página el enlace directo a la compra del libro.
¡Puede ser tuyo en un par de clics!

¿Qué os parece el libro de Adams?  Cuéntamelo en los comentarios y recuerda que puedes seguirme en Twitter e Instagram  donde sigo hablando de fotografía.

Me despido de vosotros con una frase del autor, pero no sin antes daros muchísimas gracias por leerme y mil gracias a la editorial.
Marta.


“…Espero ansioso nuevos procesos y nuevos desarrollos. Creo que la imagen electrónica será el próximo gran avance. Estos sistemas tendrán características estructurales ineludibles, y tanto los artistas como los técnicos deberán hacer un renovado esfuerzo para comprenderlos y controlarlos…”    
                                                                                                                                                                                                                                                                          
Ansel Adams.

Por qué nos gusta una fotografía

La ciencia de la percepción. Reseña


Gracias a la editorial Blume por el ejemplar.


Hace muchos años que no me encontraba con un libro tan interesante y diferente de fotografía. Me ha recordado muchos conceptos que aprendí hace años y otros que tenía olvidados los cuales influyen a la hora de leer una fotografía y de hacer un buen trabajo ( y para comprender el trabajo de otros, dicho sea de paso). Hoy os hablo de “Por qué nos gusta una fotografía” escrito por Brian Dilg y editado por Blume. Un libro de tapa dura con una encuadernación de lujo, como los que me gustan a mí. 160 páginas en las que Brian Dilg recopila conceptos básicos de la fotografía relacionándolos con la psicología , la biología evolutiva y la neurociencia. Saber cómo percibe el cerebro las imágenes , las transforma y comprender el resultado es algo necesario a la hora de entender de fotografía. El libro cuenta con opiniones de psicólogos , neurocientíficos , comisarios de exposiciones y asesores de fotografía e incluye el trabajo de más cincuenta fotógrafos conocidos mundialmente.
Este extenso libro está dividido en 4 secciones. En el primero explica “cómo vemos” y lo compara entre lo que percibimos y lo que captamos con la cámara. Es curioso como a través de la experiencia nuestros conceptos pueden variar un poco hasta incluso no saber apreciar algo tan simple como la diferencia entre mirar y ver. Seguimos leyendo y encontramos el “cómo percibimos”, donde cuenta los principios de la atracción visual. Aquí Brian explica cómo superar la amplitud de banda de la percepción , cómo la escala y la posición del encuadre afectan a la captación de imágenes para su comprensión, así como el color , el brillo , las líneas reales o incluso la expresión y gestualidad también influyen. Seguimos avanzando y el autor nos enseña el “cómo pensamos”  y la descodificación de las fotografías. En este capítulo se encuentra la teoría de la mente , las cualidades viscerales o el tiempo y la construcción de narrativas, entre otros. Para terminar , el último capítulo Brian Dilg lo deja para las “conclusiones”, en el que explica claramente que todo el mundo mejora con la práctica y que no existen atajos, así de simple (perfecto).

Libro: Por qué nos gusta una fotografía
Autor: Brian Dilg
Editorial: Blume
Edición: 2019
I.S.B.N.: 978-84-17492-53-3
Precio en Amazon: 14,15€ Enlace directo
Este libro me ha recordado mucho las clases en las que aprendía a leer fotografía, especialmente la diferencia entre ver y mirar. Hace años un profesor me lo inculcó y desde entonces leo la fotografía en su totalidad (o eso intento). Siempre me quedo con detalles de las escenas que pasan desapercibidas para muchos.  Es curioso como este tipo de libros te da lecciones de perspectiva y te despierta muchas inquietudes dentro del mundo de la imagen.

Y vosotros ¿tenéis en cuenta la diferencia entre ver y mirar una fotografía?.
Hazte con el libro “Por qué nos gusta una fotografía” de Brian Dilg y comprende la ciencia de la percepción. Os he dejado como siempre un enlace directo arriba y también en los banner de la página. Tiene un precio demasiado bueno para ser verdad ¡aprovechad!.

Os veo en Instagram y Twitter .

Gracias por leerme.

La exposición perfecta

Guía profesional para captar las mejores fotografías digitales. Reseña


Gracias a la editorial Blume por el ejemplar.


No sé si a vosotros os pasa pero cuando pienso en un fotógrafo y su técnica se me viene a la cabeza (entre otros ) Michael Freeman por su forma amena e interesante de explicar su percepción sobre la fotografía.  Ya os hablé anteriormente de este  británico y autor de muchísimos libros , clicando aquí podéis ver la reseña que os puse hace unos días sobre “El manual del fotógrafo” donde os hablo también del autor.
La exposición perfecta viene de la mano de la editorial Blume y es como muy bien pone la portada “…una guía para captar las mejores fotografías digitales…” y no puedo estar más de acuerdo. Es una edición revisada y actualizada que sale como novedad de este año. Freeman explica su forma de trabajar dando soluciones a varios problemas que se presentan a la hora de exponer y nos da nociones para equilibrar, según qué casos, la ISO, la apertura de diafragma y la velocidad de obturación. Según avanzamos con el libro encontramos una cantidad de ejemplos impresionantes. Plagado de casos prácticos e histogramas para entender su método contiene además algo que me ha sorprendido muchísimo. Se trata de un enlace web donde poder ver en cualquier pantalla de ordenador, tableta o móvil, las imágenes del libro (y eso que ya de por sí, las fotografías impresas en la obra ya se ven impresionantes).
El contenido es bastante amplio. Se explica en profundidad la gama dinámica del sensor , el fotómetro de mano y la carta de grises, el bracketing , el sistema de zonas y la exposición combinada entre otras, así como todos los ajustes tradicionales de la cámara.
Un total de 192 páginas en tapa rústica con solapas y con estos capítulos:
Introducción: 6 Rapidez y facilidad de uso: 8 Técnica:  24 Los doce: 70 Estilo: 114 Posprocesado: 160
Glosario: 186

  • Libro: La exposición perfecta. Guía profesional para captar las mejores fotografías digitales.
  • Autor: Michael Freeman.
  • Editorial: Blume.
  • Edición: Revisada y actualizada 2018
  • I.S.B.N.: 978-84-17254-51-3
  • Precio Amazon: 23,65€ Compra aquí 

Es un libro muy completo de nivel intermedio, en el que Michael explica muchos trucos y elementos a tener en cuenta a la hora de realizar
 “LA EXPOSICIÓN PERFECTA”.

Gracias por pasaros y dedicar un rato a leerme. Os recuerdo que podéis encontrarme en Twitter e Instagram y me vais contando qué os parecen las reseñas. Tenéis en los banner el acceso directo para comprar el libro a través de Amazon.

Para finalizar, le quiero dar millones de gracias a la editorial Blume por el ejemplar.
y vosotros ¿os atrevéis a conseguir la exposición perfecta?

Marta.


Gracias a la editorial Blume por el ejemplar.

Fotografiar mascotas

El arte de fotografiar a tu mejor amigo

Reseña y entrevista a Andrés López y Mercedes Alonso

Gracias a la editorial Anaya PhotoClub por el ejemplar.

Por qué fotografiar animales de compañía.

“…Es la combinación de dos pasiones, fotografía y animales, que da como resultado imágenes que por sí mismas llevan implícito un mensaje muy importante: el respeto y la empatía…” fragmento del libro con el que no puedo estar más de acuerdo.

Bienvenidos de nuevo al blog.

Hoy os traigo uno de esos libros que los amantes de la fotografía y las mascotas agradecemos tener en nuestras manos. Os hablo de “Fotografiar mascotas, el arte de fotografiar a tu mejor amigo” de los autores Andrés López y Mercedes Alonso, editorial PhotoClub. Un maravilloso libro que recoge en sus 240 páginas consejos sobre la técnica necesaria para hacer que posen y conseguir grandes fotografías de nuestros animales de compañía. Alguna vez te has parado a pensar ¿cómo puedo hacer para miren al objetivo? ¿qué cámara necesito? ¿utilizo flash ? ¿cómo preparo una sesión ? Estas preguntas y muchas más se resuelven en un libro lleno de ejemplos prácticos y fotones que estos dos amantes de los animales nos muestran y que se nota que disfrutan de su trabajo. Se convierte así en una fabulosa guía para aprender a fotografiar animales de compañía.

Andrés y Mercedes, los autores de este fantástico libro nos descubren, entre otras cosas, la Fundación que crearon llamada Fotopets y El Proyecto Invisibles. Iniciativas muy interesantes y bastante necesarias en los tiempos que corren y que ojalá con ello se consiga concienciar a todo el mundo. En la entrevista que les he realizado podréis saber de qué tratan y más información sobre el libro en cuestión, por lo que , sigue leyendo.


Fotografiar Mascotas es como muy bien decís en las primeras páginas del ejemplar “…un libro que  pretende ser un manual de inspiración fotográfica…” y tanto que lo es. Pero antes de meternos en faena, queremos saber sobre sus autores. ¿Quiénes son Andrés López y Mercedes Alonso?

Somos los fundadores de la Asociación Fotopets y El Proyecto Invisibles. Andrés López es el fotógrafo del proyecto y Mercedes Alonso la redactora y encargada de los temas de administración.

¿Cómo es trabajar con animales?

Trabajar con animales es una oportunidad única y un aprendizaje constante. Nunca puedes dar nada por hecho y en el caso de los animales, centrándonos en perros y gatos especialmente, nunca dejan de sorprenderte por su capacidad de adaptación y recuperación. No podemos olvidar que trabajamos con animales que han sido abandonados  y podría esperarse de ellos un comportamiento hostil, sin embargo, aunque muchos de ellos tienen miedo debido a las experiencias vividas, jamás, en estos cinco años de trabajo, hemos tenido ningún problema.

Es cierto que para este trabajo se requiere mucha paciencia y que a los primeros indicios de estrés del perro o gato dejamos de trabajar y hacemos un descanso. Unas veces podemos continuar y otras no podemos hacer las fotografías porque el animal está muy asustado. Y creo que ese es el “truco”: saber esperar y no forzar nunca la sesión.

En cuanto a otros animales, cada uno tiene unas características muy diferentes y nos dejamos guiar por las personas que los cuidan y los conocen. Por ejemplo, hemos descubierto que los cerdos son animales muy inteligentes y es difícil convencerlos para que posen en el set de fotografía. En el lado opuesto están los reptiles, que apenas se mueven y pueden fotografiarse de manera más sencilla. Aunque nuestro trabajo se centra, principalmente, en perros y gatos.

En el libro habláis sobre estudiar el ojo, es decir, empaparse del trabajo de los demás para coger inspiración y producir mejores fotografías propias. Estoy totalmente de acuerdo y es perfectamente válido para cualquier tipo de disciplina fotográfica. ¿Cuáles son vuestros referentes tanto en la fotografía como la escritura? 

Mercedes: En fotografía me encanta Elena Shumilova no solo por los escenarios, que son alucinantes, sino por sus composiciones cargadas de sensibilidad y capaces de transmitir tantas emociones. En cuanto a mis referentes en la literatura, son muchos y muy variados Unamuno, Cortazar, Jane Austin, Emily Bronte, Almudena Grandes, Simon de Bovoir, Carmen Rico-Godoy, Stephen King y un sinfín de escritores y escritoras  de Thriller como Brian Freeman, Gillian Flynn o Simon Becket.

Andrés: Como fotógrafo, me gustan todos los estilos y disciplinas de la fotografía, pero en el caso de fotografía de animales, soy fan incondicional del fotógrafo de National Geographic Joel Sartore. Joel fue de los primeros en fotografiar animales en formato estudio y al principio sorprendió, porque estamos acostumbrados a que el fotógrafo de animales salvajes los fotografíe en su entorno natural. Ver animales sobre fondos negros o blancos fue toda una revelación para mí, y cuando se planteó nuestro Proyecto Invisibles, lo tuve claro, quería hacer ese tipo de fotografía, porque permite centrarse en los detalles del retrato, en cada uno de los pequeños detalles, sin un fondo que distraiga.

A lo largo de las 240 páginas que componen el libro encontramos muchas secciones llamadas ¿cómo se ha hecho esta foto?, un conjunto de consejos que hacen que queramos probar , tanto en casa como en estudio nuestras dotes artísticas con nuestras mascotas pero , ¿cuáles son esas anécdotas que os encontráis a diario a la hora de fotografiar con animales?

Ir a un albergue o a una perrera implica que vamos a encontrarnos con animales que antes vivían en una casa, con una o varias personas que eran su familia y que han sido abandonados. Por tanto, se mezclan muchas emociones porque es imposible abstraerse de todo lo que te rodea.

Uno de los peores momentos que hemos vivido fue en el CPA de Torrejón, que gestiona la Asociación Hoope, cuando un hombre fue a dejar a su perra, Noa, porque quería deshacerse de ella. Cuando se marchó Noa quería ir tras él y no dejaba de seguirle con la mirada y de ladrarle para llamar su atención. Él en ningún momento se volvió a mirarla y creo que ese recuerdo, aquel hombre caminando y desdibujándose en el horizonte mientras Noa ladraba y tiraba de la correa para ir tras él, va a ser siempre uno de los peores recuerdos de este proyecto.

También ha habido buenos momentos, hay perros y gatos que se acercan buscando caricias y que siguen confiando en los seres humanos a pesar de cómo les tratamos. Y otros muchos que con su vitalidad y alegría te regalan momentos de muchas risas y buen rollo. Hay de todo, bueno y malo, pero siempre tiene que prevalecer una actitud positiva y no perder de vista que lo que haces, aunque a veces te rompa por dentro, es para ayudarles a encontrar un hogar, que es para lo que hacemos esto.

Sabemos que en el mundo de la fotografía ya no se necesita un gran equipo para hacer según qué imágenes pero Andrés como embajador de Olympus tengo que hacerte la pregunta de rigor ¿cuáles son tus imprescindibles de la marca?  

Todo mi equipo fotográfico actual es Olympus. El cambio a este tipo de equipo fotográfico me ha aportado menos peso que transportar, además de una nitidez en los retratos excepcional. Actualmente llevo dos cámaras Olympus OMD EM1 MkII y una pequeña Pen F maravillosa. En cuanto a objetivos, aunque llevo varios tipo focal fija o zoom, el imprescindible para mí es un objetivo Zuiko Olympus 25mm con una luminosidad f1.8. Es pequeño y ligero, y muy luminoso. Casi todos los retratos del Proyecto Invisibles se han realizado con ese objetivo.

Luz natural o luz artificial, dos opciones, una más compleja que la otra, ¿con cuál os quedáis?

Ambas luces son válidas, todo depende del tipo de fotografía que busques. Tal y como contamos en el libro, una ventana de casa puede ser el mejor estudio fotográfico. La luz natural aporta escenas con un aire natural y fresco, mientras que la luz de estudio mediante flashes permite realizar fotografías más directas, o dicho de otra manera “más comerciales”.

Para los despistados que aún queden en la sala. ¿Qué es “El proyecto invisibles”?

Es un proyecto fotográfico a través del cual buscamos ayudar en las adopciones a las asociaciones de protección animal. La mayoría de las veces somos nosotros quienes nos desplazamos al albergue o perrera, donde hacemos las fotografías, recogemos las historias de los animales fotografiados y, posteriormente, entregamos esas imágenes a las asociaciones para que las muevan en redes sociales. También nosotros colaboramos en la difusión de las fotografías en RRSS, en periódicos, revistas y con una exposición que lleva ya dos años recorriendo diferentes lugares y que ha estado en Madrid, en el Palacio de Cibeles, hace unas semanas con motivo de la celebración de San Antón.

Por otra parte, también colaboramos con las asociaciones haciendo calendarios para ayudarles a conseguir recursos económicos con los que financiar sus actividades y refugios, damos charlas gratuitas para hablar del abandono y colaboramos en algunas campañas con algunas de las asociaciones y Ayuntamientos con las que trabajamos habitualmente. Se trata de concienciar a la gente y de dar a conocer el problema del abandono en España y sus alarmantes cifras.

¿Cómo nace Fotopets?

Fotopets nació después de un tiempo viendo las fotografías de animales abandonados que hacían las protectoras y que difundían en Facebook. Nos dimos cuenta de que si esos animales tuvieran la posibilidad de tener unos buenos retratos, su adopción podría resultar más sencilla. Así que empezamos a escribir a las asociaciones y aunque algunas nos dijeron que no o nunca llegaron a contestarnos, otras se mostraron interesadas en participar en el proyecto.

Al principio fue complicado porque, como he mencionado, encontramos muchas reticencias, pero después de un tiempo las cosas fueron fluyendo y empezamos a recibir mensajes, llamadas y correos de asociaciones dispuestas a participar. También nos vimos obligados a poner algunas normas y solo trabajamos con asociaciones legalmente constituidas a las que les exigimos, entre otras cosas, que los animales que participen en las sesiones estén vacunados. Esto es importante, porque nos movemos de un sitio a otro y no podemos poner en riesgo la salud de ningún animal convirtiéndonos en transmisores de enfermedades.

Puede parecer algo muy básico, pero en cinco años hemos encontrado de todo y no todo bueno, lo cual es negativo para la imagen de las asociaciones que trabajan bien porque la gente, cuando tiene una mala experiencia, tiende a meter a todo el mundo en el mismo saco. Así que desde aquí rompemos una lanza a favor de todas esas asociaciones que saben que cuidar y entregar en adopción a un animal es una enorme responsabilidad y que se lo toman muy en serio.

Creo que una de las cosas más difíciles para alguien indeciso a la hora de cocinar un libro es escoger esa fotografía de portada que dará la importancia y sentido al trabajo realizado. ¿Teníais claro desde el principio que Devi sería la protagonista perfecta ?¿o fue más un caos entre tantas imágenes?

Estuvimos barajando varias fotografías junto con el equipo de la editorial Anaya. Casi teníamos claro lo que queríamos pero la cosa se puso difícil cuando ya por fin nos quedamos con dos candidatas, Devi y nuestro querido Rodolfo, la imagen icónica y más conocida del Proyecto, un precioso galgo con una pajarita roja. Finalmente tomamos nosotros la decisión de que fuera Devi, porque era una fotografía muy simétrica y equilibrada, donde el protagonista mira directamente a cámara, y eso como portada, es un valor añadido. Además Devi, tenía una carga emocional para nosotras adicional, ya que esa fotografía fue determinante en la adopción de Devi.
Fotografiar mascotas, el arte de fotografiar a tu mejor amigo” es un libro necesario, no solo por el gran contenido de imágenes y consejos que explicáis sobre vuestro trabajo diario sino por las reflexiones que aporta al leer ciertas historias de apatía que sufren los animales. ¿Cómo veis la concienciación sobre el abandono de animales actualmente, comparándolo con hace unos años? ¿Qué queréis llegar a transmitir con el libro?

Debería existir una mayor concienciación que hace unos años, pero no la hay. Es cierto que ahora hay más personas interesadas en adoptar de las que había antes, pero sigue habiendo otras muchas que abandonan. Es un problema social con el que solo puede acabarse a través de la educación y la concienciación. Cuanto más conocimiento exista del problema y sus consecuencias, también habrá una mayor condena social hacia esas personas que abandonan.

En cuanto a la crueldad, el hecho de abandonarlos supone una crueldad extrema. Nadie nos obliga a convivir con animales, es algo que elegimos libremente y que exige responsabilidad. También hay otro tipo de maltrato, como las agresiones físicas, condenarlos a vivir atados a una cadena, que a veces les impide tumbarse o acceder al agua y a la comida, u olvidarlos en una terraza de uno o dos metros cuadrados. Los animales son, para muchas personas, un objeto para satisfacer un deseo pasajero. Y a los objetos no se les presupone sentimientos y se puede prescindir de ellos tirándolos a la basura.

En cuanto a la última pregunta, queríamos no solo contar cómo hacer una fotografía, sino transmitir que ese animal que está detrás de la cámara tiene la capacidad de sentir y de pensar. Los animales son nuestros compañeros de vida. Pueden hacer que un día horrible se transforme en un día magnífico y enseñarnos que la lealtad no es solo una palabra que aparece en el diccionario de la RAE. Deberíamos fijarnos más en ellos y dejar de mirarnos tanto el ombligo. Nos iría mucho mejor.

Me ha parecido bastante interesante que para terminar el libro recomendéis otras cuentas de fotógrafos y fotógrafas que os inspiran en vuestro trabajo diario, algo poco común y a mi parecer muy necesario. ¿Nos recomendáis algunas otras?

En el libro hemos querido aportar unas cuantas cuentas de Instagram de fotógrafos y fotógrafas a los que seguimos habitualmente y que nos inspiran con estilos diferentes a los nuestros. Especialmente en Instagram puedes encontrar multitud de artistas de todo el mundo que se dedican a fotografiar animales de compañía, por lo que es difícil sintetizar todos en uno o dos. Podríamos destacar a Santos Román, fotógrafo catalán que ya estaba ahí cuando nosotras comenzamos y cuyo trabajo nos encanta, o a nivel internacional Jamila Agaeva, fotógrafa rusa especializada en gatos con unas imágenes fantásticas.

¿Cuál es vuestro próximo reto/trabajo?

Seguir trabajando y fotografiando animales abandonados y, en algún momento, desplazarnos a otras zonas fuera de Madrid y hacer algunos reportajes que tenemos en mente.

También seguiremos con la exposición itinerante, dando charlas cuando tengamos la oportunidad y nos gustaría acabar un proyecto que comenzamos, y que también es un libro, aunque algo diferente a este de fotografía.

¿Qué consejos le daríais a todo aquel que esté planteándose empezar en este mundo de la fotografía con animales?

Que sea muy paciente y que ame lo que hace, porque eso se transmite en cada una de las imágenes.Libro: Fotografiar mascotas. El arte de fotografiar a tu mejor amigoAutores: Andrés López y Mercedes AlonsoEditorial: Anaya PhotoClubEdición: 2018I.S.B.N.: 978-84-415-4053-8Precio en Amazon:   28,45€ . Enlace directo

No solo me ha encantado el libro si no que me ha fascinado poder conocer a estos dos amantes de los animales y la fotografía. Desde aquí os doy las gracias Andrés y Mercedes por la pasión que ponéis en vuestro trabajo. Gracias por crear la fabulosa Fundación Fotopets y El Proyecto Invisibles , me enamoran. Debería de haber más gente como vosotros. Gracias a Anaya PhotoClub por apostar por ellos y hacer realidad este libro.

Os dejo enlaces para que podáis seguir el trabajo que hacen estos chicos: Instagram, Twitter,  Facebook y su web es más que interesante, no dejéis de visitarla  www.fotopets.es .

Y como siempre os dejo mis redes donde os leo Instagram y Twitter.


Para terminar, me vais a dejar que este post se lo dedique a mis pequeñines Peque y Leo, con los que comparto mi vida y a Chico nuestro primer perro que nos dejó hace ya muchos años. Los consideramos parte de la familia y aprendemos día a día con ellos. 

Chico llegó a casa muy pequeño y miedoso pero con el tiempo nos cogió cariño. Siempre fiel , muy noble y juguetón . La fotografía que os enseño a continuación es de cuando apenas tenía unos meses de vida y pocos días en casa. Convencí a mi hermana para que se pusiera detrás del sofá y lo sujetase en las manos. Cogí la cámara analógica y le disparé una que sería de nuestras primeras fotografías, Chico como modelo y yo como fotógrafa.

Allá donde estés , te echamos mucho de menos.

Me despido de vosotros con esta gran frase de Marc Bekoff que dice así:

Los animales no son propiedades o cosas, sino organismos vivientes, sujetos de una vida, que merecen nuestra compasión, respeto, amistad y apoyo “

Chico. Allá donde estés , te echamos mucho de menos.

Con Leo (el pequeño de la casa) y Peque (hijo de Chico).

Gracias por pasaros.

Fotografía publicitaria

El poder de la imagen. Reseña y entrevista a Eduardo Díaz Bourgeot 


Gracias a la editorial Anaya PhotoClub por el ejemplar.


Dentro del mundo de la imagen, la fotografía publicitaria se ha convertido en uno de los campos más creativos y entretenidos que hay hoy en día. Y es que , una imagen vale más que mil palabras, y eso es lo que tienen en cuenta siempre los fotógrafos que se dedican a este sector.
Hoy os traigo el libro “Fotografía publicitaria”, el poder de la imagen, de Eduardo Díaz Bourgeot. La editorial Anaya PhotoClub presenta un libro que como muy bien dice el autor  “…la fotografía publicitaria requiere una forma distinta de pensar a la hora de crear imágenes, todo se hace con la intención de transmitir una idea o un mensaje de la forma más atractiva posible…” y no puedo estar más de acuerdo. Más de treinta años de experiencia ,ha trabajado para las principales agencias de publicidad y conseguido numerosos reconocimientos y premios a nivel nacional e internacional, Eduardo Díaz nos descubre un libro en el que explica sus técnicas y métodos de trabajo así como lo equipos, aplicaciones para la edición e incluso nos describe algunos casos de campañas publicitarias reales para entender el proceso creativo por el que pasa una imagen hasta llegar a convertirse en un gran trabajo. Fotografía compleja pero a la vez divertida y creativa, con toques de superación en cada proyecto. Eduardo Díaz nos cuenta los entresijos de este tipo de fotografía , ¿cómo es su trabajo ?¿en qué cosiste?¿cómo lo planifica? ¿qué hay que tener en cuenta?… Todo eso y mucho más recopilado en un gran libro muy interesante, necesario y que hará las delicias de cualquier amante de la fotografía publicitaria , ya sea iniciado o experto en el tema.

A continuación os dejo la entrevista que le he realizado a Eduardo donde cuenta su experiencia fotográfica a lo largo de los años y donde  hablamos sobre su libro.

Nacido en Caracas y residente en Madrid, siendo la tercera generación de fotógrafos en tu familia y con más de 35 años de experiencia en el sector, ¿cómo fueron tus comienzos?¿Cómo llegaste a darte cuenta de que la fotografía te gustaba?

Desde pequeño acompañaba con frecuencia a mi padre al estudio y así la fotografía fue entrando poco a poco en mi vida. Como he contado en algunas ocasiones, a los 11 años me gustaba cambiar los esquemas de luces que tenía mi padre y crear iluminaciones diferentes. Ya para ese entonces me apasionaba la fotografía, inclusive trabajé durante un verano completo para poder comprarme mi primera cámara y comenzar a disparar fuera del estudio. Cuando estudiaba en la universidad, trabajaba los sábados en el estudio de mi padre, aprendiéndolo todo de mi maestro. Cuando tenía 19 años, un desafortunado accidente de tráfico les quitó la vida a mis padres y tuve que continuar con el estudio en solitario.

Has trabajado para las principales agencias de publicidad y con clientes como ABC, Opel, Samsung o Bankia, entre otras, ¿qué sientes  cuando te llaman para realizar un trabajo para este tipo de empresas ?¿Aún recuerdas el primer trabajo que hiciste a una de esas marcas?

En mis comienzos en la publicidad en Venezuela, tuve la suerte de comenzar ya con una gran marca gracias a que un amigo fotógrafo escocés me pidió que por favor me encargara de hacer una serie de fotografías que le habían encargado, y que él no podía terminar por que debía volver a Escocia. Así que entré en la publicidad directamente por una marca importante y con una gran agencia, Walter Thompson. Tanto a la agencia, como al cliente le gustaron muchísimo las fotografías y a partir de ese momento me comenzaron a llamar para hacer fotografías para marcas importantes. Así que ese primer trabajo publicitario que hice no fue un encargo que me hicieron a mi directamente, la fotos eran para Firestone. Eran fotografías técnicamente muy complejas en ese momento. A día de hoy, se resolverían fácilmente con retoque de posproducción pero en ese momento, que la fotografía era analógica, implicaban un verdadero desafío técnico. Son unas fotografías de unas ruedas, hechas en estudio, con un juego de luces de colores sobre la superficie. Para poder hacer las variaciones de color sobre las ruedas, debíamos hacer múltiples disparos sobre la misma diapositiva haciendo viñetas para preservar las zonas de la contaminación de otros colores. Todo esto trabajando a oscuras en el estudio para no tener que dispara la cámara de nuevo, evitando así los pequeños movimientos que pudiesen causar. Disparando solo los flashes para obtener cada uno de los colores.

Pero el primer trabajo publicitario que me encargaron directamente a mí, fue una campaña para Pepsi, en la que veíamos una lata de Pepsi como si fuese un edificio mas que formaba parte de la ciudad. Ya mi primer trabajo publicitario fue con efectos especiales. Los hacía en ampliadora sobre placas de diapositivas 20 x 25 cm Ektachrome Duplicating y con muchísima paciencia. 

A día de hoy, para mí es más importante el tipo de proyecto que el tipo de cliente, si bien es cierto, que los clientes grandes disponen de más recursos que muy probablemente eso se convierta en grandes proyectos, también suelen ser más cerrados y con más limitaciones a nivel de libertad creativa, digamos que son maquinarias más pesadas, con más personas valorando cualquier posible riesgo y eso se traduce en campañas menos arriesgadas. Con lo que a veces los clientes medianos o pequeños, terminan por dejarnos más libertad de acción y hacer campañas más creativas, que me permiten hacer fotografías más interesantes. Por supuesto, como en todo existen las excepciones.

Ganador de premios muy prestigiosos como los The new York Festival, LUX, Cannes Lions, FIAP, entre otros, ¿ qué se siente al ver reconocido su trabajo de esta forma? 

Los premios siempre son bienvenidos por que es la reafirmación y reconocimiento a un trabajo en el que constantemente te dejas el alma y saber que tus fotos han sido premiadas en festivales en los que se presentan muchísimas imágenes de altísimo nivel y de todas partes del mundo, es absolutamente gratificante. Pero el hecho de ganar muchos premios un determinado año, tuvo sus consecuencias negativas, por muy increíble que parezca, muchas agencias de España me dejaron de llamar para determinadas fotos por que, pensaban que al haber ganado premios tan importantes, implicaría una subida de mi caché y me llamaban solo para fotos muy importantes con presupuestos acordes. Así que lo que parecía estupendo y lo era a nivel meramente fotográfico, no lo fue a nivel económico, pero por suerte, las agencias con las que suelo trabajar se han dado cuenta que sigo siendo el mismo, independientemente de los premios que reciba.

Yo me apunto tanto a proyectos muy grandes como a proyectos muy pequeños, siempre que considere que son interesantes.

Las siguientes fotografías han sido ganadoras de premios.

– Opel Movano: estas fotografías fueron hechas para una campaña en la que el eslogan decía “No importa cuán pesada sea la carga”

– Opel Distancia de seguridad: Estas tres fotografías fueron hechas para una campaña para dar a conocer el sistema de distancia de seguridad de Opel. En este caso buscábamos obtener unas imágenes que parecieran hechas por casualidad y que captaran una determinada situación en las que se transmitiera la necesidad de mantener la distancia de seguridad.

– Opel ojo: La foto del ojo con dos pupilas fue para una campaña del sistema de faros adaptativos.

– Opel camión con troncos: Esta fotografía fue para anunciar el sistema de freno.

¿Qué es la fotografía publicitaria para Eduardo Díaz?

Para mí la fotografía publicitaria lo es todo. Es una pasión, realmente me encanta la fotografía publicitaria. Siempre digo que cada proyecto lo hago mío, no pienso solamente que estoy haciendo las fotos para un cliente. Para mí la fotografía publicitaria, además de ser un desafío técnico en muchísimos casos en otros no lo es tanto. Es un reto creativo. En toda fotografía publicitaria hay un mensaje que transmitir, pero también es una fotografía absolutamente creativa, que por un lado nos reta y por el otro nos da libertad.

Ya no estoy seguro si después de tantos años de trabajar en fotografía publicitaria, yo me hecho a ella o ella me ha hecho a mí, pero la realidad es que me fascina y creo que a día de hoy el lenguaje publicitario, ya es mi forma de pensar. Este tipo de fotografía es una fotografía muy psicológica, en la que por una lado manejamos conceptos que son reflejos de la sociedad y por otro creamos situaciones idílicas que en muchos casos son aspiracionales para motivar al espectador.  Por eso para mí, la fotografía publicitaria es un constante pulso entre cómo es la sociedad en realidad y la idealización de lo que podría llegar a ser.

¿Cómo ha evolucionado la fotografía publicitaria desde que empezaste hasta ahora?

La publicidad ha evolucionado como lo ha hecho la sociedad. Evidentemente la publicidad que se hacía hace años en España, ahora no tendría su efecto e inclusive, estaría fuera de tono y en muchos casos, podría llegar a ser políticamente incorrecta. Por ende la fotografía publicitaria ha cambiado a nivel conceptual. Es cierto que la fotografía publicitaria va paralela a la sociedad, por eso cuando se trabaja para diferentes países se debe conocer lo mejor posible esa sociedad para que la fotografía tenga la capacidad de llegar y deleitar al espectador.

A nivel meramente fotográfico, la fotografía en general ha cambiado mucho desde que entramos en la era digital, pero creo no equivocarme si digo que el paso que se ha dado en fotografía publicitaria es gigantesco. Sobre todo por que antiguamente, en algunas ocasiones la técnica era un freno a la creatividad, obviamente solo se podían plantear creatividades que fuesen posibles realizar fotográficamente hablando. A día de hoy, podemos platear casi cualquier cosa, por muy fantástica que parezca, que gracias a la posibilidad de crear imágenes compuestas de varias fotografías y a las infinitas posibilidades que se tienen en postproducción, podemos tener creatividades muy diversas. Así que puedo decir, que la técnica ha alejado los límites de la fotografía publicitaria. Eso tiene su pero, y es que cuando trabajábamos en analógico, al acabar la sesión de fotos, también lo hacía nuestro trabajo, mientras que ahora, en lo que terminamos la sesión, comienza un proceso que en ocasiones puede llegar a ser muy largo y el reto en vez de ser solo en toma, ahora lo es también en postproducción. Y eso que, como te conté antes, yo en analógico también hacía efectos especiales y creo que ese fue uno de mis fuertes, en una época en los que poquísima gente los hacía.  Antes de que surgieran los ordenadores para retocar las fotografías, yo hacía los montajes en ampliadora, por supuesto que con muchísimas limitaciones, pero eso me permitía transgredir la realidad a nivel fotográfico.En el libro hablas desde el briefing, la idea, la logística, la contratación de personal, vestuarios… ¿cuánto tiempo le lleva a un fotógrafo de publicidad llevar una campaña de principio a fin?

El espectro de tiempos necesarios para sacar a la luz una fotografía publicitaria es muy amplio, sobre todo por que cada campaña es un mundo, absolutamente diferente a otros. Muchas veces el cliente viene a través de una agencia de publicidad que es la que se encarga del briefing y del planteamiento de creatividades al cliente, para luego hacer el boceto que me llega a mi. En otras ocasiones intervengo mas en la idea y por lo tanto entro en el proyecto antes. En ese momento comienza toda la fase de preproducción que puede variar enormemente entre una fotografía y otra. Hay preproducciones muy importantes, en las que hay que viajar, hacer búsqueda y alquilar localizaciones o crear decorados, diseñar vestuario, hacer casting, entre muchísimas mas cosas que pueden necesitar mas o menos tiempo. Después por fin llega el momento de hacer la foto, que si es muy sencilla podemos hacerla en una sesión de cuatro horas o si es muy compleja y se compone de muchas tomas, podemos llegar a estar varios días y finalmente la postproducción, que dependiendo de la idea que se tenga, puede ser un proceso sencillo o extremadamente complejo que nos puede llevar bastantes día.

Como cada caso es particular, es imposible hablar en genérico del tiempo que nos puede llevar hacer una fotografía para una campaña, pero sobre lo que si puedo generalizar sin temor a equivocarme, es que siempre tenemos bastante menos tiempo del necesario para hacer una fotografía. Las campañas se ponen en marcha a última hora, subestimando el tiempo de producción y eso implica que todos los implicados tenemos que trabajar bajo una presión de tiempo increíble.

¿Qué pautas a de seguir para realizarlo?

Si el trabajo viene a través de una agencia de publicidad, que es como me suelen llegar la mayoría de los proyectos, yo puedo entrar en él cuando ya hay un boceto aprobado por el cliente o puedo entrar en un paso previo de planteamiento de la campaña, en el que los creativos suelen tener la idea de por donde debe ir la fotografía y juntos planteamos la imagen. Eso depende sobre todo de quién tome la decisión de qué fotógrafo debe hacer la fotografía, si los creativos únicamente o si los creativos deben proponer al cliente mas de un fotógrafo para llevar a cabo el proyecto, para que sea el propio cliente el que tome la decisión final.

En el momento que tenemos el pistoletazo de salida, comienzo planteándome cómo me gustaría que quedase la fotografía, qué iluminación me gustaría que tuviese e intento cerrar en mi cabeza cómo quiero que sea la imagen. Teniendo en cuenta que en publicidad tenemos un cliente que también tiene sus señas de identidad que debemos respetar y que trabajamos con creativos que también tienen su idea del resultado final y es necesario que la fotografía final sea un consensuo de las tres partes. Después se pone en marcha la preproducción, en la que si es necesario se hace un planteamiento de decorado, o se comienza una búsqueda de localizaciones, se lanza un casting, que casi siempre los hago yo personalmente, por que me gusta ver a los modelos actuando antes de elegirlos. En definitiva, en esta fase se buscan y preparan miles de cosas, que debemos ir presentando a la agencia y al cliente para su aprobación. Por regla general en una fotografía todos los elementos que aparecen en ella han sido aprobados por la agencia y por el cliente. 

Se hacen tramitaciones de permisos, contrataciones, altas en la seguridad social, etc… se alquilan los equipos de iluminación necesarios, la cámara mas apropiada para esa determinada fotografía, si no está dentro de mis equipos y cualquier otra cosa que yo necesite a nivel técnico. En muchas ocasiones hago fotografías de forma paralela al rodaje del anuncio de televisión y en este caso, la preproducción se ocupa sobre todo de la coordinación con la productora de filmación. Llegado el momento de la fotografía ya todo lo concerniente a la preproducción está listo para iluminar y comenzar la sesión. Como no me he querido especializar en ningún tipo de fotografía dentro de la publicidad, suelo hacer fotografías muy variadas, desde fotografías de productos, de modelos, de efectos especiales, etc. Eso implica que mis sesiones fotográficas pueden variar mucho entre una y otra, pero siempre paro y doy por terminada la sesión cuando estoy seguro de que tengo varias fotos buenas, independientemente de que el cliente o los creativos crean que ya la tenemos hace rato.

Después viene la fase de procesamiento y preselección, que a veces esta parte se convierte en una tortura, sobre todo cuando hago fotografías de personas en movimiento que suelo disparar autenticas barbaridades. En un par de ocasiones, una era una foto para Dodot y otra era una fotografía de unos bailarines para Ausonia, llegué a disparar casi diez mil disparos en cada una, para elegir una sola foto. Para finalizar el proceso pasamos a la posproducción, que es un mundo entero al que dedico miles de horas y que me permite terminar de pulir en algunos casos y de crear la imagen en otros. 

En el libro describo el proceso completo para crear una fotografía publicitaria, desvelando conceptos de cada fase mediante casos reales.

La siguiente fotografía fue hecha para Calle 13, anunciaba un ciclo de asesinatos. Buscábamos con ella tener una fotografía con miles de historias dentro para que el espectador fuera descubriendo e intentara dar coherencia a una situación absurda, pero con mucha información. Incluyo esta fotografía, por que es un ejemplo de una producción muy laboriosa, en la que tuvimos que buscar una localización con un ambiente decadente, pero a la vez rico visualmente, y una vez que dimos con la localización que queríamos, comenzó el proceso de búsqueda de los miles de elementos que componen esta foto. Luego la sesión fue muy larga y la postproducción fue bastante compleja.  

De todos los trabajos que has realizado a lo largo de tu carrera, ¿Cuál es el que más le gustó hacer?

Hay varias fotografías en las que disfruté mucho en el proceso de creación, una de ellas es la fotografía del Camerino de la muerte para Calle 13. Esta campaña fue un planteamiento de dos excelentes creativos que necesitaban una imagen para anunciar que para festejar el 13 cumpleaños del canal de televisión Calle 13, se harían 13 obras de terror de Microteatro dirigidas por trece directores de cine conocidos y necesitábamos hacer el cartel promocional, que representara el terror y el teatro. Ya que era para un cartel, nos planteamos hacer una imagen rica de detalles en la que las personas pudieran ir descubriendo elementos o situaciones que la hicieran una pieza interesante y muy entretenida de ver, aparte de que tenía claro de que quería una imagen bella y armoniosa.

Diseñamos todo desde cero y construimos el decorado en el plató, cuidando hasta el mas mínimo detalle. La mesa la hicimos a medida y con la estética que yo quería, los espejos, igual, yo tenía claro que quería dos espejos cuadrados para que la composición fuera perfecta, el suelo lo cambiamos dos veces e inclusive, la pared de fondo la pintamos 7 veces, hasta lograr lo que yo tenía en la cabeza. Y así todos y cada uno de los detalles. Inclusive hicimos pequeñas fotografías como recuerdos familiares para colocarlos en los espejos en los que se ve a la muerte con la familia en la playa, otra con Elvis, el hijo de la muerte con sentado en las piernas de Papa Noel, inclusive una de la muerte, en la playa con la tabla de surf. Presentamos al cliente la propuesta estética y le gustó mucho, a partir de ahí tuve total libertad creativa.

Muchas de mis fotografías me las planteo hacer por partes para luego componer la definitiva en postproducción, pero en este caso, quise hacer una fotografía casi directa, sin tener que componer en postproducción, así que, por retoque solo tuve que incluir la mano de la muerte. 

Otras fotografías que me encantó hacer y son las fotografías que más me gustan de todas las que he hecho, son las dos fotografías del superhéroe. Esta campaña se hizo para el Festival de Cine Fantástico de Málaga (FANCINE) en la edición de Superhéroes. El creativo me planteó que hiciéramos una imagen acorde con el slogan de esa edición que decía “Este año le damos un repaso a los superhéroes” y el resultado final fueron dos imágenes espectaculares e impactantes. Una de ellas es la que aparece en la portada del libro.

Imágenes cortesía de Eduardo Díaz.

¿y el proyecto que más se te resistió?

No recuerdo cual es la fotografía que más se me ha resistido por que en muchos de los trabajos que hago, hay un momento en el que las cosas se ponen muy duras o se tuercen y dudo si voy a poder lograr lo que pretendo, pero finalmente y después de luchar mucho lo logro.  En tantos años que llevo haciendo fotografías publicitarias, solo he tenido una campaña que no ha salido como me hubiera gustado y que se salvó por los pelos. Era en mis inicios, en la era analógica. Tenía que hacer unas fotos para una campaña para Fanta y por problemas técnicos, la mayoría de las fotos salieron mal. Recuerdo aquel momento con muy mal sabor de boca.

¿Cuáles son tus imprescindibles (cámaras, objetivos, iluminación, accesorios …)a la hora de realizar cualquier tipo de trabajo?

Yo a día de hoy, no voy comprando cualquier cantidad de cosas para hacer las fotografías. Digo claramente “a día de hoy” por que hace unos años si intentaba tener muchos equipos que facilitaran mi trabajo, pero realmente en el momento económico en el que estamos, no es fácil amortizar equipos muy costosos, con lo que debemos priorizar a la hora de elegir los que vamos a comprar. Para mí es imprescindible una buena cámara, con objetivos de calidad. Uno de mis fuertes es la iluminación, a la que le doy gran importancia y es por esto que entre mis equipos imprescindibles están unos buenos flashes con una serie de modificadores de luz que me permiten lograr la luz exacta que quiero para cada fotografía. Y por supuesto, un ordenador súper potente para poder trabajar cómodamente imágenes muy pesadas. Justo en el trabajo que estoy he tenido momentos en los que la imagen pesaba 78 GB. Una barbaridad, así que un gran ordenador es imprescindible y también un ordenador portátil para trabajar conectado a cámara y poder ir viendo en él las tomas que vamos haciendo, aparte de para hacer regulaciones sin necesidad de hacerlas en cámara, que en algunas ocasiones esto es absolutamente necesario o por que tengamos la cámara ubicada en un lugar complicado o por que es imperativo que la cámara no se mueva ni un ápice. La ventaja que tenemos actualmente es que podemos alquilar casi cualquier cosa. Lo importante del material fotográfico es que nos permita llevar a cabo exactamente la idea que tenemos para la fotografía que debemos hacer.

No hay duda que tu libro es un buen referente para todo aquel que quiera introducirse en este mundillo de la fotografía publicitaria o ya este envuelto en ello y quiera saber tu forma de trabajar y entender la publicidad desde otro punto de vista. Cuando empezaste hasta ahora, ¿cuáles han sido tus referentes?

Creo que es imprescindible ver muchas imágenes de fotógrafos variados, de cualquier rama de la fotografía y ver arte en general, por que aunque quizás yo no tenga un referente concreto, pero puedo decir que todas los fotógrafos buenos y artistas en general, son referentes de algo. Aunque por supuesto que hay algunos que me pueden llegar a influenciar más en determinadas cosas. No nombro a nadie en particular por que como te he dicho antes, normalmente lo que me inspira de un determinado artista puede ser algo, una o mas cosas, pero no la globalidad, así que por ejemplo de un fotógrafo me puede gustar su tratamiento de los espacios, de otro los colores que maneja, de otro la iluminación, la composición, etc. Así que me cuesta encontrar un nombre que considere referente único. Es cierto que hay un fotógrafo que me inspiró a crecer en la fotografía y es un gran fotógrafo Suizo llamado James Perret, que supo ver mi potencial cuando yo apenas tenía 21 o 22  años.

¿Qué te inspira a la hora de llevar a cabo un proyecto?

La inspiración llega desde los lugares mas sorprendentes, todo lo que vas viendo y viviendo es lo que puede inspirar para hacer cualquier cosa. Por ejemplo voy por la calle y veo que me gusta o veo algo en televisión que me llama la atención, bien sean películas, vídeos, anuncios, pero quizás de lo que he visto me ha llamado la atención una forma, un color o una sensación, eso me inspira. La pintura me inspira. Cuando veo las luces de Rembrandt, que son una maravilla, me apetece hacer mi versión de ellas.

Hasta 16 casos prácticos podemos ver en el libro y que hacen las delicias de cualquiera que busque profundizar en los entresijos de la fotografía publicitaria. ¿De quién aprendiste tanto a la hora de llevar a cabo tu trabajo?

Muchas de las cosas que sé de fotografía las aprendí de mi padre, pero también aprendí de él muchísimas cosas extrafotográficas, que me han ayudado a lograr llegar a donde estoy ahora. De él aprendí la seriedad en el trabajo, la responsabilidad y la perseverancia. Esto me ha llevado a intentar obtener gran cantidad de conocimientos técnicos y que con lo cabezota que soy, he podido ser autodidacta en muchas de las facetas de la fotografía.  He leído bastantes libros de fotografía y de photoshop. Pero hay una persona que me enseño el traspaso y a adaptar todo lo que había aprendido con mi padre, a la fotografía publicitaria. Me enseño el lenguaje publicitario de la fotografía y cual era la estética necesaria para publicidad. Técnicamente me enseñó a hacer efectos especiales a través de montajes en ampliadora. Su nombre es Simon Jouncey y puedo decir que fue mi otro maestro. 

Cada día que hago una fotografía para una campaña aprendo algo nuevo, aunque llevo tantos años haciendo fotografía, el hecho de que en publicidad cada fotografía sea diferente cada vez, hace que constantemente me encuentre con situaciones nuevas a las que debo hacer frente y eso ya me ha aporta un conocimiento más. Como me ha llevado muchos años (y me sigue llevando)  aprender lo que sé hasta ahora, acepté la propuesta de Photo Club Anaya de plasmar esos conocimientos en un libro y así poder transmitirlos a otros para hacerles el camino más fácil y más corto. Sobre todo he querido transmitirlos de una forma sencilla y con esquemas de luces fáciles de entender.

Las ramas de la fotografía son muy variadas pero en publicidad cada vez vemos más cantidad de adeptos enganchados ¿ a qué crees que se debe?

Realmente la fotografía publicitaria es muy divertida. Cada proyecto en el que entramos es diferente, es un reto nuevo, en todos los sentidos, a nivel creativo y a nivel técnico. No hay dos fotos iguales y eso hace que nunca nos aburramos de hacer este trabajo. Siempre estamos en contacto con personas creativas que aportan su punto de vista al proyecto y eso es enriquecedor. Además, con los pies en la tierra, es una fotografía económicamente rentable. Siempre que se hace una fotografía publicitaria es para que una determinada marca venda mas, bien sea productos o servicios, con lo que nuestra fotografía generará ingresos al cliente y esto hace que esta rama de la fotografía sea muy atractiva. 

¿Qué consejo le daría a todas esas personas que se inician en el mundo de la fotografía publicitaria?

En el libro lo digo y no me cansaré de repetirlo, es imprescindible en esta rama de la fotografía ser muy responsables. Esto parece obvio, pero no lo es, en publicidad debemos pensar que los clientes nos contratan para hacer unas fotografías que se publicarán en diversos medios de comunicación, que en la mayoría de los casos el cliente ya ha comprado, no llegar a entregar la fotografía en la fecha y hora acordada, puede hacer que el cliente pierda una inversión de muchos miles de Euros.

Muchos fotógrafos, por ganar una campaña, prometen cosas que no están seguros de que puedan llegar a hacer, inclusive cosas que no saben hacer y con mucha probabilidad, no logran hacer lo que han prometido. Eso daña el mercado en general, por que un cliente engañado es un cliente que deja de creer en la fotografía por encargo y muchas veces prefieren comprar una fotografía de banco de imagen por que ya la ven hecha y no correr riesgos encargándola a un fotógrafo. Lo que nos protege en este mundo publicitario es nuestra honestidad a la hora de plantear una imagen y que digamos exactamente qué podemos llegar a hacer y que no. Un amigo creativo, que sufre mucho esas situaciones, definió a esta gente como “farsantes” y creo que la definición no puede ser mas acertada.

También me gustaría que los fotógrafos que se inician en esta rama, tengan presente lo que he comentado antes acerca de la parte económica de la fotografía publicitaria, por que no es lo mismo hacer un retrato a una persona que quiere tener sus fotos para enseñarlas a los familiares, que un cliente que obtendrá beneficios gracias a la fotografía que hagas, por eso no debemos regalar nuestro trabajo, ni minimizar su importancia cobrando tarifas muy bajas. No podemos olvidar que la fotografía publicitaria implica mucha responsabilidad por parte de los fotógrafos y esto se debe repercutir económicamente. Pero aparte de la responsabilidad, la fotografía publicitaria requiere de mucha técnica, por que todas las fotografías que hacemos deben ser tal cual las planteamos, no podemos esperar a ver si queda bien o no, por que eso no es profesional. Con lo que debemos empaparnos de una gran cantidad de técnica para poder utilizarla como herramienta para lograr nuestro objetivo. 

Ser muy detallista y perfeccionista, es importante, esto marcará la diferencia entre una buena fotografía y una mediocre. Siempre hablo de hacer una fotografía, nunca de tomar una fotografía, por que en publicidad, las situaciones las creamos, no nos las encontramos, así que es importante ser consciente de esto, para que cuando los fotógrafos comiencen en esta rama, estén dispuestos a crear situaciones. 

Es un camino maravilloso, en el que hay que estar dispuesto a sacar sus mejores cualidades para llevar a cabo un proyecto. 

¿Cuál será el siguiente proyecto en el que podremos seguirte la pista ?

Estoy entregando ahora las fotografías de dos campañas que se podrán ver en las calles a principios de diciembre. Son fotografías en las que el reto técnico ha sido muy alto y el criterio ha tenido que dar lo mejor de sí. Son fotografías en las que mezclamos la fantasía con la realidad, obteniendo un resultado en ambos casos, que aunque sea evidente de que las imágenes no son reales, las vemos como naturales. Son las fotografías de las campañas de Pharmagrip y de Cinfatós.  Obviamente aún no puedo mostrar imágenes, pero si te puedo decir, que serán  dos campañas muy visibles.

  • Libro: Fotografía publicitaria
  • Autor: Eduardo Díaz Bourgeot
  • Editorial: Anaya PhotoClub
  • I.S.B.N.: 978-84-415-4024-8
  • Precio en Amazon: 28,45 € Cómpralo aquí 

Ha sido un placer poder traeros este libro al blog ya que es un tipo de fotografía bastante interesante y el libro es increíblemente recomendable, así como hacerle la entrevista a Eduardo. Os dejo su web para que podáis ver más trabajos suyos http://www.diazbourgeotestudio.com
Millones de gracias Eduardo por prestarte a esto y dejarme robarte minutos de tu tiempo. Gracias también a Mercedes, Producer de Eduardo, por tu amabilidad en todo momento , y claro está a PhotoClub por el ejemplar y apostar por dar a conocer a grandes fotógrafos.

Os dejo en los banner de la página el enlace para poder comprar el libro en Amazon en un click. 
Ya sabéis que a través de mis redes podéis contactar conmigo Twitter e Instagram y me decís qué os ha parecido. 

Gracias por leerme.

Marta.